r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior


miércoles, 27 de enero de 2016

PERFILES CONTROVERSIALES 1/10 Allen Iverson

Miercoles, 27 de Enero del 2015

Esta serie didáctica invita a analizar las circunstancias psico-emocionales de vida y desempeño de algunos atletas famosos, desde un enfoque práctico y simplificado. Tomando como fundamento los aportes documentales disponibles, estudiados en perspectiva, desde mi especialidad, la Programación Neuro Lingüística «PNL» y mi experiencia apoyando atletas de alta competición. Me permitiré asumir como  muestra primaria a 10 grandes atletas profesionales, ordenados en orden alfabético, por su primer nombre, empezando por personajes del baloncesto: Allen Iverson, Dennis Rodman, Gilbert Arenas, Javaris Crittenton. Kenny Anderson, Lamar Odom, Len Bias, Magic Johnson, Ron Artest y Stephen Jackson. Convencido, siento, que todos pudiéramos tomar grandes lecciones para un desempeño y una vida  más favorable, tanto propia como ajena. 

Les adelanto: la más grande conclusión es que no son tan distintos a nosotros, como pareciera. La síntesis –intencionada a no más de 2500 caracteres- obliga a generalizar en algunos aspectos, para poder ilustrar el apoyo y las herramientas que pudiera brindársele a potenciales atletas, padres y entrenadores para optimizar el aprovechamiento de la enormidad de talentos que eventualmente ven pasar el tren del éxito, sobre todo en muchos países en vías de desarrollo; en fin, se espera sirva como aporte para un mundo mejor. Mi abrazo.


Perfil Controversial 1




Allen Iverson
 Nacido el 7 de junio de 1975 en Hampton, en ese entonces
uno de los suburbios más peligrosos y desasistidos del área Virginia.

Sin duda alguna, un fenómeno, un atleta de los que aparecen dos o tres cada generación, que revolucionan el juego y que... algunos canalizan su fama para bien, otros, con  menos inteligencia, por circunstancias difíciles de entender, son todo lo contrario. Allen Iverson pertenece al segundo grupo.Era tal su talento que, pese a sus penurias y miserias, en su temporada junior no solollevó a sus equipos de fútbol -americano- y baloncesto del instituto a conquistar el campeonato estatal de Virginia, sino que ganó, en ambos deportes, el premio MVP. 

Que un jugador como Allen Iverson, con apenas 1,83 mt y 75 kg haya hecho 79 partidos de 40 puntos refleja el extraordinario talento. Se dice fácil... pero sería un equivalente a casi una temporada completa, de sus 14, en la NBA, a razón de 40 pts/juego, ¡es superlativo!. Sixers, Nuggets, Pistons y Grizzlies disfrutaron (o padecieron) a uno de los más revolucionarios.

VIRGINIA EN LLAMAS

«Cuídate de que nadie te odie con razón» Catón

A sus 17 años enfrentó, casi solo, con una familia sin recursos, una sentencia, que inicialmente se estipulaba en 15 años entre prisión y suspensión«Bubbachuck» -apodo de la infancia- solo cumplió cuatro meses en el correccional de Newport. Su controversial caso (un adolescente juzgado como adulto por ser de color) dividió racialmente la ciudad, se armó todo un movimiento civil, a nivel nacional, siendo clave la intervención de Alex Haley, lider de los derechos civiles y venerado autor afrodescendiente de los libros Malcom "X" y Raices, best sellers que pusieron en el tapete de la conservadora América, la cruel lucha de la gente traída del África en las plantaciones del sur. Todo esto desembocó en la petición de indulto del Gobernador pero, antes, la corte de apelaciones del Estado de Virginia, por las presiones de la prensa y grupos raciales organizados, anuló el juicio en contra del joven Iverson por  «evidencia insuficiente».  

PEQUEÑO CON PROBLEMAS GRANDES

«Céntrate en los recursos que posees y no en tus fallos.» Jack Nicklaus

«Soy quien soy. Eso nunca alguien lo podrá cambiar», decía. Reconociendo que llevaba el RESENTIMIENTO en sus venas.«Bubbachuck» no tuvo una infancia fácil. Como muchos jóvenes afroamericanos y de otras razas, de bajos recursos, Iverson nació en una familia desestructurada. Bajo el amparo de una ingenua madre de apenas 15 años, que siempre se perdía de casa, un padre ausente, en prisión por acuchillar a una mujer y un padrastro traficante. A los ocho años presenció su primer asesinato y después, un tiroteo donde ocho de sus amigos resultaron heridos.

Sin duda, el encarcelamiento de Allen, -por una trifulca de tinte racial, donde su «respuesta» al parecer, fue una golpiza a una joven «blanca» con una silla-, exacerbó sus ya considerables motivos subconscientes para mostrarle al mundo (predominantemente no de la condición de Allen) que él podía ser superior a tipos más grandes, más decentes y con familia tradicional, como la que él jamás tuvo. Allen irrespetó al «stablishment» con su peinado, su verbo encendido, su conducta y su irreverente vestimenta.  Sus heridas emocionales, sus carencias y los peligros que asumió obligado a cuidar de su casa y sus hermanos, sin ayuda, en un pueblo donde los caucásicos lo segregaban y los afro descendientes más grandes, los agredían. -El carácter se forja al fuego lento de la adversidad, dicen los psiquiatras-. Desde luego, sin ese nivel de  hostilidad, de reto, no era posible escalar el Everest de la NBA al ritmo que lo hizo Allen. En consecuencia, su privilegiado ímpetu, cerró su corazón a aceptar la mano de una sociedad que lo encarceló en su adolescencia y que estuvo a punto de destruir 15 años de su vida. Era difícil sobreviviera, su desacertada conflictividad era evidente en un mundo tan competitivo y elitesco como la NBA, amen de la misma conservadora sociedad americana, de allí su salida por la puerta trasera. 

 «SÓLO LOS MÁS FUERTES SOBREVIVEN»

«El cielo nunca ayuda a nadie que no se ayuda a sí mismo.» Sófocles

Frase tatuada en su cuerpo, marcó para siempre su estilo de vida: la supervivencia. Se auto erigió en un monumento del americano que inverna en el gueto, en los suburbios de la nación más próspera del mundo. Sus agallas dentro y fuera de la cancha, su cuerpo súper tatuado, su ropa ancha y sus surcos trenzados, lo hacían el embajador de la perennemente cuestionada cultura del hip-hop, de la filosofía «gangsta», en la NBA.

La NBA compite con Disney World, ambas, fábricas que convierten sapos en príncipes,  por ser la mayor productora de cuentos con final feliz: el sueño americano. Cortometrajes que narran la vida y obra de imberbes talentosos que moldean al baloncesto como vehículo de superación para escapar del anonimato, la pobreza y la violencia. Algunos actores como Allen escalan, en forma sorprendente, el Everest, con un saco muy pesado a sus espaldas, más, llegando a la cima trastabillean o pierden el equilibrio y el saco termina arrastrándolos a lo mas bajo.


LA REVOLUCIÒN HA LLEGADO

«Tu mayor competidor es lo que quieres llegar a ser» Jim Taylor


Fue nombrado Novato del año en 1997, y en más de una ocasión fue nominado al equipo ideal de la Liga. Con el dinero y la fama sus problemas con la justicia apenas comenzaban, ese mismo año, siendo detenido por exceso de velocidad, condenado a trabajos comunitarios por posesión de marihuana y por llevar un pistola oculta. 

Como armador manejaba los hilos en la cancha y el ritmo del juego con su velocidad, con una maestría natural y por no temer confrontar en el uno vs uno a jugadores grandes, ya establecidos en la NBA, que la mayoría sobrepasaban por mucho sus 1,83 mt. Con esa estatura, Allen fue el jugador más bajo en lograr un MVP de la temporada (2000-01). Cuatro veces máximo anotador de la NBA, alcanzando dos veces el MVP de un All Star y la friolera de 24.368 puntos en su carrera. Pero lo que le hizo inolvidable fue su peculiar habilidad para el «crossover»,  seguido del lanzamiento «fadeaway» y su increíble capacidad para anotar «in your face», en la cara de cualquiera. Si ya Kobe Bryant era «desafiante» para la vieja guardia de la NBA, representada por los poderosos Charles Barkley, Michael Jordan, Karl Malone y Larry Bird, entre otros, «The Answer» era visto como: «mas ‘enano’ y más 'arrogante'». Iverson -21 años- seleccionado #1 y Bryant -18 años- #13 del draft 1996 llegaron a la gran gala como une especie de cachorritos atrevidos, oliéndole el trasero a los mas grandes y orinando las llantas de la limusina mas competitiva del mundo. Como sea, nada divertido para los «mercenarios dorados» del equipo de ensueño que avergonzaron a todos sus rivales en Barcelona 1992.

Allen tuvo la osadía de afirmar que la única forma de «respetar» a los pioneros de la NBA era que se midieran con él en una cancha. Posiblemente usted haya analizado el CROSSOVER donde le«rompió los tobillos» a Michael Jordan. Iverson solo intentaba enviar un mensaje de que no le importaba el niño bonito de la NBA, que estaba listo para poner en su lugar y humillar al mimado de los medios, los blancos y los millonarios quienes pagaban sus contratos, sus «enemigos mentales».

«No quiero ser Michael Jordan, no quiero ser Magic, no quiero ser Bird, Isiah… No quiero ser ninguno de esos tipos. Cuando mi carrera termine, quiero mirarme en el espejo y decir que lo he hecho a mi manera»Allen Iverson.

LARGO CAMINO A CASA

«La crueldad es la fuerza de los cobardes» Proverbio árabe

Su conducta compulsiva y descontrolada lo llevó a dilapidar casi 200 millones de dólares ganados en sus catorce temporadas entre Philadelphia,DenverDetroit y Memphis«The Answer» se permitía gastarse, como si fuera ir al supermercado por víveres, entre 30 y 40 mil dólares en strippers y placeres lujuriosos. A todo ello, hay que unir sus problemas con el alcoholismo, la ludopatía y el litigio, esa absurda lucha, con su ex mujer y madre de sus cinco hijos, con quien perdió su mansión de Atlanta valorada en cerca de 5 millones de dólares.
La NBA abrumada por tantos problemas de drogas, peleas, amaños arbitrales e indisciplina, de la mano de David Stern fueron implacables, cerrándole las oportunidades a Allen Iverson y similares, él mismo se negó a «ajustarse» a los códigos de la disciplinada, imponente y glamurosa mejor liga del mundo… refugiándose en Europa, como antesala de su ocaso.
«La NBA obviamente me ha dado mucho, convirtiéndome en un nombre reconocido, y yo he conseguido muchas cosas en la NBA. Y si el camino termina aquí, entonces así es y no siento amargura por ello».  Allen Iverson, marzo de 2013.

NO TODO ES MALO… TAMBIÉN HAY CORAZÓN

«La virtud no habita en la soledad, debe tener vecinos». Confucio

Los chicos malos al perder poder, luego de tantos desafueros, suelen ser invadidos por la culpa. «The Answer» le enfurecía escuchar la etiqueta de mal padre -atormentado por los traumas de su infancia- .

El otro yo, el alter ego sensible y compasivo de Iverson intenta recoger parte de los vidrios rotos, ofreciendo ayuda a muchos jóvenes a través de diversos eventos como el «Allen Iverson Celebrity Summer Classic», donde se reúnen algunas estrellas de la NBA y  lo recaudado va a diversas instituciones.

PERFIL EMOCIONAL
«Haz que tu yo sea más pequeño y limita tus deseos». Lao Tse
·        Jugadores como Allen, necesitan unos padre y unos «hermanos» que lo comprendan, lo valoren y lo acepten. Sleitmotiv no eran Michael Jordan, los oficiales de transito, los árbitros, ni el comisionado David Stern, era él mismo contra la «todopoderosa e injusta sociedad blanca ‘construida’ y reforzada por su entorno en su subconsciente».
·       

Suelen rebelarse contra las figuras de autoridad. Son bien documentados sus problemas en la calle y dentro de la NBA, su enfrentamiento con los árbitros – vale recordar su ridícula diatriba con el gremio de las «cebras» -despectivo mote del glosario del lenguaje basura de la NBA a los árbitros, cuyo epicentro era el colegiado Steve Javie-, circunstancia que le perjudicó abiertamente en las postrimerías de su carrera.


·        Mike Bailey -coach de secundaria- y John Thompson, su entrenador en la universidad de Georgetown, fueron sus salvavidas en una vida «olorosa a seis pies bajo tierra» antes de los 30 años. Mencion especial para la paciencia, la sabiduría y la resignación del entrenador Larry Brown quien se permitió llenar un poco el vacío de afecto y comprensión, a su vez le permitió protagonismo.

·        Detestaba las practicas… era una tendencia psicológica a evadir la disciplina, la responsabilidad y el trabajo en equipo, mecanismo de evasión -muy frecuente en nuestras ligas latinas- aprendido por la ausencia de control de sus padres y la precariedad de su infancia. Para este tipo de jugadores, escuchar normas, instrucciones, regaños y seguir esquemas, fastidia su incesante desorden interno.
·        Este tipo de jugador híper talentoso y resentido, tiende a ser macho alfa. No les importa lo que piensen de ellos en el vestuario, si creen necesario montarse el equipo al hombro, lo harán, tienen tanta energía que terminan arrastrando a todos a jugar para él.

·        Normalmente cuando son conscientes de la magnitud de su impacto en el equipo, a veces lo aprovechan para condicionar su trabajo, manipulando a los entrenadores y a sus compañeros para negociar u obtener concesiones. Son incómodos en el vestuario, los aman o los odian. Un día el cielo, otro el infierno, -obvio las puertas al infierno son más anchas, dice la Biblia-. Este perfil psicológico pesa para futuras contrataciones y por eso son vistos con recelo por los grandes equipos y las firmas comerciales. Cuando empiezan a perder protagonismo, muchos son «castigados» con contratos y cláusulas leoninas de corto plazo… conscientes de que en algún momento surgirán los problemas.

·        Poco les preocupa el mundo exterior, son ellos mismos, adoptan el código de las pandillas: conmigo o contra mí, en forma radical. Cualquier análisis técnico adverso lo ven como un ataque, por eso suelen tener problemas con los entrenadores y medios de comunicación.
·       


El «crossover», mal llamado el «ankle breaking» en la cultura del gueto, es tan humillante como la cesta o la clavada facial, llamada «In your face», amén del bloqueo o tapa. Allen hizo cuerpo el lenguaje del gueto. Ante los medios, en cada crossover, mostraba su irreverencia, era el David contra Goliath venciendo a los más grandes, era una mezcla -revestida de betún- de Dillinger con Elvis Presley, con unos movimientos de cadera que hipnotizó a Adidas, obteniendo un generoso contrato a largo plazo -gracias al cual sobrevive, ya no como el más fuerte, en la actualidad-. El ser pequeño, dado que a los “enanos” –como dicen en los vestuarios de la a NBA a cualquier occipital por debajo de lo 6'6"- nos es tan difícil destacar en el deporte de los gigantes… siendo la mayoría de la población de baja estatura… la simpatía de las grandes masas, es automática. Tal como pasa en el presente con Stephen Curry y Kyrie Irving, por quienes Allen reconoció ser superado, en el actual arte del manejo del balón

Allen en su mejor momento mediático llevó la conexión popular de Rap con el baloncesto a su máxima expresión, de hecho, su vestuario es el más usado por los grandes «HipHopers» y los chicos de los barrios menos privilegiados dentro y fuera de los Estados Unidos. AND-1 debería destinarle un fondo de vejez exclusivo.

Allen aun sigue siendo un referente, al punto que si Rocky Balboa tiene una estatua en Filadelfia, debería haber otra, frente a frente, con la figura de «The Answer» con gorra volteada, tatuajes, zarcillos, enormes pantalones cortos y una gruesa cadena de oro al cuello... haciendo la señal con su mano de la pistola disparando al suelo. Expertos en mercadeo le atribuyen los uniformes y la ropa holgada como tendencia del baloncesto en el mundo.


·        «The Answer» era (posiblemente lo siga siendo) una marioneta de sus fantasmas internos -sin él saberlo- (como muchos de nosotros), una víctima que se defendía en la madera –o eso era su firme convicción- y en las calles, como gata patas para arriba, de circunstancias de injusticia, incrustadas en sus huesos, a partir su ruda experiencia.

CALIBRACIÓN PSICO-EMOCIONAL

«Tendremos el destino que nos hayamos merecido» Albert Einstein

Dime cuantas agallas crees tener y te diré cuanto miedo tienes, dime cuanto exceso y te diré cuanta carencia, dime cuánta agresión y te diré cuan herido estás. Las personas emocionalmente frágiles (sin la solidez emocional que suele promover un hogar «normal, tradicional o funcional» en la temprana infancia), tienden a invertir –camuflar- el patrón de su ansiedad. Una persona segura de sí misma, emocionalmente estable y afectivamente equilibrada no necesita vivir a la defensiva, ni actuar como un perro acorralado contra el mundo. 

«The Answer» tenía temor de traicionar a quienes le hacían sentir en «familia», quienes le dieron identidad, lo cuidaron, armaron su castillo de naipes y para quienes jugaba. Su zona de confort era el modelaje rudo, el romper esquemas, el reto a la autoridad (como especie de venganza subconsciente) contra ese profundo espectro de penurias y frustraciones de sus primeros años de vida. Sencillo, apenas tuvo poder (dinero, fama e influencia) –sin herramientas de apoyo emocional- los demonios salieron al ataque -llamado en Psicología mecanismo de compensación-. Su extravagancia permite inferir, en PNL, que su canal de representación predominante podría ser el visual: era introvertido o explosivo, no habían términos medios. Su adicción al cannabis, denota un «huracán» interno por calmar. Un patrón ansioso. Carencia común en muchos de nosotros, solo que la mayoría, sin tanto dinero o poder para desplegarla con la intrepidez de Iverson.

HERRAMIENTAS

«Los seres más sensibles no son siempre los seres más sensatos» Honoré de Balzac

·        ¿Qué hacer? La Programación Neuro Lingüística o PNL ofrece estrategias psicológicas, técnicas de comprobada efectividad  para “convertir” en el corto y mediano plazo toda esa energía en productiva, desmontando paradigmas perversos para lograr personas y equipos competitivos y saludables, a cualquier edad. Respecto al difícil perfil conductual de nuestro personaje: No hay fórmulas universales, habría que enamorar para calibrar luego al «paciente» y desmenuzar su contexto. No obstante, suelen funcionar: terapias de choque, intervención de estructura profunda, anclajes y reversión actitudinal, entre otras.

Un Coach con experiencia en procesos psico-terapéuticos, pudiera aprovechar todo ese talento, esa energía. Lo más importante, podrá«exorcizar» esos demonios internos con más ventajas que muchos entrenadores, maestros y líderes sin estudios o herramientas emocionales de apoyo. Sería de gran utilidad en selecciones y equipos de alta competición, de hecho muchas organizaciones famosas de las ligas élite en el mundo lo vienen adoptando con creciente frecuencia.

Mi libro Trabajo en Equipo
ofrece experiencias y herramientas para canalizar casos como éste, transformando el aprendizaje en herramienta de fortalecimiento emocional.

Gracias por leer, próximo PERFIL EMOCIONAL 2/10: Dennis Rodman. Los esperamos-



Elis Marrufo Especialista en Programacion Neuro Linguistica -PNL o NLP (Inglés)




0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...