r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior


domingo, 2 de agosto de 2015

La Autoestima de los Entrenadores


Domingo 02 de Agosto de 2014                                                       

Había un rudo entrenador quien decía que el mejor negocio era comprar un jugador malo por su valor real y venderlo por lo que él presume que vale. Independientemente de lo despectivo que pudiera parecernos, pone en juego dos palabras que determinan nuestra Autoestima: Valor y precio. El ahora cuestionado Donald Trump en su libro “Queremos que seas rico”, menciona que donde muchos veían tierra, fango y monte el visualizaba una obra gloriosa, prestigiosa y con algunos ceros a la derecha en su cuenta bancaria. Igual donde vemos un chico alto, torpe, descoordinado pudiera haber un potencial súper atleta, es cuestión de cómo nos manejamos y nuestra capacidad de sacar lo mejor de su talento.

Mientras exista una brecha entre el valor que tenemos de nosotros mismos y la imagen ideal que queremos alcanzar, es decir en tanto y cuanto más grande sea esa brecha, más baja es nuestra autoestima, es el caso de actrices bellas y famosas que nunca terminan de creerse tan agraciadas.

Cuando un entrenador dice fulano no sirve, está admitiendo su incapacidad de manejar casos de exigencia técnica, posiblemente sea un líder flojo o un cómodo que no quiere dedicarle el tiempo y el trabajo que requiere la persona cuestionada, tal vez admite que no tiene las herramientas para desarrollar ese potencial, o simplemente su postura personal de castigo a un chico que no le “cae” o también pudiera que ese chico tenga un problema viso motor determinante, en fin de todo hay en la viña del señor.

Los entrenadores anti ejemplo generan graves problemas de autoestima en sus atletas, al igual que los perfeccionistas, autocríticos y temerosos.

NOTA: En nuestros países, latinos en especial, es frecuente escuchar que las cosas personales, los vicios, las mujeres y aficiones del entrenador no son “problema” de los atletas. Es un grave error que tristemente nos mantiene sumidos en la mediocridad. El entrenador y líder en general es un motor de valores, es un referente y las palabras impactan no menos de 20% en la conducta de los seguidores, pero el ejemplo, la disciplina, la ética y la moral mueve el 80% restante.

10 características que pudieran indicar síntomas de baja autoestima en un entrenador

  1. Imagen distorsionada de sí mismo: Tanto en los rasgos físicos, su coraje, su lenguaje, su carácter y valoración personal. Hay entrenadores que no entienden que las posturas y la corporalidad emiten mensajes continuamente y eso impacta positiva o negativamente el compromiso de sus seguidores.
  2. Anti Ejemplos: Para dirigir cualquier grupo, la moral del líder respecto a las instrucciones que intenta transmitir es vital para que gane el respeto y la cohesión del equipo.  Caso A: Un entrenador fumador o vicioso genera la siguiente controversia, ¿cómo puede controlar las presiones y la ansiedad del juego y de muchos jugadores si no puede controlar la suya propia?. Caso B: Un líder con sobrepeso, enfermo o lesionado: No entusiasma a sus seguidores ya que contradice la esencia de lo que predica. Caso C: Un entrenador flojo: No motiva a nadie porque su dinamismo es contrario a la práctica deportiva del esfuerzo extra. Caso D: Un alcohólico, no lo respeta nadie porque el licor es un anti valor para el desempeño. Igual pasa con los apostadores, distraídos, desaseados, impuntuales, timadores y déspotas.
  3. Entrenador Tóxico: Exudan pesimismo, persona negativa. Su mensaje interno es “Yo estoy mal” y trata de minimizar o satanizar la valoración y logros de los demás incluso hay casos donde los entrenadores no desarrollan lo suficiente, porque asumen que los jugadores son malagradecidos y no se lo van a reconocer a futuro.
  4. Comunicación deficiente: Miedo a expresarse, escribirle o hablarle a sus jugadores, por creerse imperfecto y temeroso de la crítica. Magnifican los defectos y siempre recurren a la complicidad de otros “descalificadores”, quienes sienten que inflándole el ego, ellos también aseguran las migajas emocionales que el líder en “agradecimiento” les dispense. 
  5. Dificultad para mostrar sentimientos: Por temor a sentir rechazo. Machismo, fingen ser afectuosos en grupo y ante desconocidos, mas no con sus entrenados. Luz para la calle oscuridad para su casa/familia
  6. Inseguridad: Dificultad para tomar decisiones. Dependencia afectiva, temor a fallar, al que dirán, a la prensa. Miedo a la frontalidad, valientes electrónicos, por teléfono o las redes.
  7. Angustia y depresión: Por no ser capaz de gustarle a todos. Tienden a mostrarse al contrario, en grupos sobre todo si hay desconocidos. La procesión por dentro. El contacto visual es clave, el angustiado o deprimido tiende a rehuirlo, trayendo distorsiones en la comunicación.
  8. Necesidad de aprobación: Buscar desesperadamente el afecto de otros y que se lo digan constantemente. Se degradan para ganar indulgencia o comprensión. Papel de víctima.
  9. Vestimenta impecable: Es buena la presencia y el cuidado personal, pero caer en la  paranoia exhibicionista, es un contraproducente temor a la crítica ajena. Este tipo de entrenadores tienden a menospreciar y atacan a quien no siguen ese mismo patrón mediático en grupos. Presentarse con botas de 300 dólares, costosas camisas originales de marcas de moda y pantalón de las superestrellas, puede generar frustraciones en los padres y chicos de bajos recursos.
  10. Creencia exagerada en horóscopos, videntes, espíritus, muertos e imágenes: Tendencia a buscar en objetos y fuerzas superiores, esa ausencia de poder interno que admite en lo personal. Transmite un mensaje de inseguridad en sí mismo y de seguro chocara con las profundas creencias de los padres de sus alumnos. Deben limitarse los temas de política, sexo y religión eso indica respeto a las creencias ajenas.
Para aumentar tu autoestima debes aprender a valorarte a ti mismo, pensar que la persona más importante eres, dejar de compararte con los demás o quererte por la atención que te prestan los demás, para poder entonces dar verdadero crecimiento. A continuación te presentamos algunas recomendaciones: 
  1. Refuerza tus talentos: Descúbrelos, piensa en lo que haces muy bien y refuérzalos. Estudia, prepárate, reúnete con entrenadores de más experiencia. Asiste a talleres y seminarios. Cuando creas que has llegado al tope de tu potencial estas iniciando el declive, porque caes en el confort mental.
  2. Habla positivamente: Aprende a ver lo positivo que hay en ti y en otras personas y menciónalo constantemente. La agresión y lo que decimos de los demás en gran parte es nuestro y solo muestra el volcán de conflictos que llevamos por dentro. Una cosa es el trash talk para desinflar emocionalmente al rival y otra estar resentido producto de una baja autoestima. Ahora tus contrarios harán lo posible para desestabilizarte, si tu le muestras tus debilidades, entonces probablemente ellos sean más inteligentes que tu. 
  3. Acéptate cómo eres: No vivas para los demás, ni para la moda o el manual de Carreño. Vive para ti, no te castigues, disfruta de tu ser tu cuerpo al igual que de los atletas, es tu templo. Magic Johnson cautivaba con su sonrisa, y en el cerebro de los fanáticos el mensaje era si el se quiere y disfruta entonces nosotros también lo queremos y disfrutamos. Tu condición física y salud es importante, cultívala.
  4. Identifica tus paradigmas y quien los inculcó: Desecha aquellas creencias que te frenen, aquellas que sean insostenibles. Los tiempos cambian, el deporte ahora tiene motivaciones distintas a las de tus entrenadores en el pasado. Lebron James dice tener una deuda eterna con su coach Dru Joyce y su madre quiénes les enseñaron a explotar sus potencialidades a creer en si mismo y a ir mas allá.
  5. No te enfoques en el pasado: Este solo debe servir como punto de referencia, en ningún caso para actuar en el presente. Reflexiona y toma referenciales, estancarse en un incidente, unas palabras, una falte técnica solo crea resentimiento y te hace perder la necesaria concentración en momentos claves, Phil Jackson, no se inmutaba ante las actuaciones de Michael Jordan, Scottie Pippen ni Dennis Rodman. Ellos gustosos cumplían su rol, lo que el Coach lo solicitaba.
  6. Celebra tus logros: Se discreto, el triunfo empalaga, una derrota bien administrada trae estrategias y aprendizajes que refuerzan tu capacidad ganadora. Date un momento para celebrar tus triunfos y tus logros pero no dejes de reflexionar tus derrotas, esto te dará nuevas fuerzas para emprender otras tareas con ánimo, sin perder de vista que el juego de la vida continua. 
  7. Perdona y perdónate: Libérate de rencores, nos los cultives, suéltalos. Los Coaches, referees, fanáticos y los compañeros de equipo son humanos al igual que tu. La injusticia y la justicia son conceptos personales y lo bello de las emociones es que permiten refrescar nuestras experiencias buenas y malas, de seguro en algo tuvimos responsabilidad, tu elijes.
  8. Aprende a decir sí o no, solo cuando quieras hacerlo: Únicamente da las respuestas que quieras dar y nunca las des para quedar bien o por conveniencia o vergüenza, Generalmente los amigos de infancia creen que te “ayudaron” a ser en quien te has convertido y es normal que en función de sus mezquinos intereses tú debes devolverles el favor. 
  9. Cultiva el hábito de tener confianza en ti mismo: No es necesario ofender di las cosas con seguridad y claridad, el respeto no se compra ni se exige, se gana, es automático y proporcional a tu imagen, los padres, el público y la prensa generalmente te devolverán la moneda. Cualquier persona puede fallar, el error nos enseña, trata de aprender de ellos y sigue adelante. Como tú manejes tus errores, manejaras los ajenos y de seguro causaras horribles decepciones en tus pupilos. Cada atleta tiene su mapa mental, sus potenciales y sus limitaciones, no todos reaccionan ni se desempeñan igual.
  10. Toma responsabilidad de tus actos: De nada sirven tus historias o ejemplos de rumba, ostentosidad, trampa, engaño, el machismo irresponsable, el desquite emocional de las limitaciones de tu infancia, el rencor, la sed de venganza, las drogas, el alcohol, la promiscuidad, los juegos de azar, los excesos. Tú eres el único responsable de tus actos, asúmelos con firmeza. Recuerda que eres el modelo que seguirán esos chicos en su vida adulta. El licor y el cigarrillo deben estar fuera del alcance visual de tus seguidores en los momentos de entrenamiento.
Elis Marrufo Especialista en PNL
Autor del Libro Trabajo en Equipo



0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...