r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior

miércoles, 25 de abril de 2012

Conociendo a Adolfo Blanco

Miércoles 25 de abril de 2012

Seguimos en SeHablaBasket.com dando a conocer el talento que juega este bello deporte como es el baloncesto no solo en nuestras fronteras sino también en el exterior.

En esta oportunidad conoceremos un poco más de un joven jugador que estudia y entrena en España como es Adolfo Blanco, un jugador que juega de centro y mide 2.10 de altura.

Tendremos la dicha de conocerlo un poco más, que esta haciendo en Europa y saber un poco de su experiencia tanto en Estados Unidos como en España gracias al baloncesto.

A continuación la amena entrevista con el jugador que también vino el año pasado con Marinos de Anzoátegui.

Hola Adolfo, ¿puedes darnos tu edad, estatura, peso y lugar de nacimiento, por favor?

Hola Juan, muchas gracias por la entrevista.  Tengo 22 años, mido 2.10, peso 108 kilos, mi meta es llegar a pesar 115 kilos en excelentes condiciones físicas. Nací en Caracas, Venezuela,  el 08 de agosto de 1989.

¿Cómo te inicias en la práctica del baloncesto, en dónde y por qué te motivaste a practicar este deporte?

Me inicié en baloncesto en la Isla de Margarita, donde me mudé con mi familia cuando tenía casi 17 años.  Lo cierto es que, aunque siempre me gustaron los deportes, yo necesitaba perder peso. Recuerdo el primer día que fui a la práctica, en la cancha de La Arboleda en Porlamar, donde conocí a mi entrenador Edgar Guanipa, a quien tanto le debo. La primera impresión que tuvo de mí fue positiva y ello me impulsó, pues me hizo ver que si me lo proponía yo podría tener un buen futuro en el baloncesto.

Cómo explicarte, en ese momento sentí que había encontrado algo que hacía tiempo buscaba, una meta, un objetivo donde enfocar mis inquietudes. Continué yendo a las prácticas y entendí que no era fácil, que había que practicar en serio. A partir de ese momento el tema del exceso de peso se convirtió en algo secundario porque lo que yo deseaba era mejorar en la cancha. Quería practicar todo lo posible para que a la hora del juego ningún movimiento fuera un obstáculo y yo pudiese ser capaz de ser creativo al jugar.

Estuviste estudiando y jugando en Estados Unidos un tiempo, ¿en dónde fue y como conseguiste esa oportunidad y por qué no continuaste ahí?

Una de las razones que continuamente me motivaban a continuar en la cancha, a pesar de haber comenzado tarde, era la posibilidad de ser becado por una universidad de Estados Unidos, pero tenía en contra mi exceso de peso y mi falta de experiencia pues había comenzado tarde en el baloncesto (a los 17 años).

Sin embargo tuve la suerte de poder entrenar con el equipo Guaiqueríes en Margarita, y durante esa temporada trabajé muy duro e intenté mejorar mi físico. Como resultado recibí la oportunidad de ir a Estados Unidos para hacer pruebas y tuve varias ofertas de estudios en distintas universidades, pero elegí en el estado de Missouri pues entre todas era la mejor oferta, tanto para estudiar como para jugar baloncesto. Allá hice tres semestres y participé en el equipo Junior Varsity, que pertenece a la NAIA.

Las razones de no continuar en Estados Unidos fueron dos. Te explico: soy venezolano pero también tengo nacionalidad española. En mí se interesó la que actualmente es mi agente, Elena Ramírez, quién se ha encargado de introducirme en los equipos donde hasta ahora participé en España.

La segunda razón es que necesitaba estar en un equipo donde me ofrecieran más minutos de juego ya que, dada mi poca experiencia, los minutos me eran restringidos y eso frenaba mi desarrollo como jugador. En España me ofrecieron mejores oportunidades. El equipo de la Universidad de Burgos me ofreció una beca, fui fichado en liga EBA, participé de los entrenamientos, formé parte del equipo y fui banca en el equipo Autocid Ford Burgos, liga LEB Oro.

Juegas y estudias en España, ¿En dónde estás jugando ahora? ¿Cómo haces para llevar ambas actividades?
Cuando llegué a Madrid el año pasado comencé las pruebas en varios equipos. Surgió la oportunidad de jugar con el Real Canoe pero, paralelo a ello, también surgió la oportunidad de entrenar con el Asefa Estudiantes. Pero yo preferí quedarme con Estudiantes y no me arrepiento pues ha sido una oportunidad extraordinaria, de la cual estoy profundamente agradecido, para mejorar mi nivel de baloncesto. La experiencia ha sido del todo positiva. Ahora, que ya la temporada termina, estoy centrado en mejorar aún más mi físico y prepararme para jugar con un equipo en Venezuela durante el verano.

En cuanto a los estudios, estoy preparándome para presentar los exámenes de la selectividad para la universidad. Decidí cambiar de carrera y las materias que estudié no son equivalentes. Pero no siento que haya perdido el tiempo pues el paso por la universidad en Missouri sirvió para especializar mi nivel de inglés. Se puede estudiar y entrenar. El secreto consiste en trazarse un horario y ser disciplinado para poder cumplir en ambos niveles: físico y académico.

¿Cómo describes la forma de trabajar de los coach españoles?, ¿Cómo es la dinámica en las categorías de formación en cuanto al entrenamiento de los jugadores?

Trabajar con los coach españoles ha sido una experiencia muy positiva. A pesar de que no se involucran demasiado con sus jugadores (únicamente lo necesario para crear cierto nivel de confianza), los niveles de exigencia son muy altos. Sin embargo, en el momento en que tú haces lo que el entrenador te está pidiendo, te lo hace saber, te lo reconoce, y eso mantiene al jugador motivado.

A nivel juego, los entrenadores españoles son más tácticos, dan mucha importancia a la rotación, a los pases y a las cortinas. Son muy tácticos y serios a la hora de los juegos, no les gusta que los jugadores se salgan de lo que se ha practicado durante la semana. Si tú te llegas a salir de lo que se ha estado haciendo, tienes que hacer las cosas lo mejor posible, es decir, que si se rompe la jugada que se ha practicado durante la semana, es por un movimiento inteligente. De otro modo puedes terminar en el banquillo.

Son entrenadores muy preparados, al menos con los que he estado, han estudiado para entrenar y para enseñar. En patrón de formación también se enfocan mucho más en la táctica que en el físico de los jugadores. Los Coach Españoles buscan confianza y un mismo nivel de intensidad -alta- durante las prácticas y los juegos.

Has estado trabajando en Estados Unidos y España en tu juego, ¿Qué diferencias más notables encuentras? y de lo visto aquí en nuestro basket por ti, ¿Qué podrías implementar de USA y España para Venezuela en el trabajo de los jugadores en categorías de desarrollo?

La comparación que hago entre España, Estados Unidos y Venezuela empieza con el factor de que en Estados Unidos la parte física llega a ser más importante que la táctica, aunque se practican ambas. Esto permite realizar los movimientos con mayor eficacia y rapidez. Justamente este mayor nivel físico mejora el rendimiento en la cancha.

Comparo también el mayor nivel táctico de España, en donde los fundamentos se usan mucho más que la creatividad. El nivel práctico aquí es la clave del juego (más que el nivel físico o la fuerza), se tiene que ser inteligente para jugar básquet aquí en España.

Por último, lo que me gusta de Venezuela es que el juego es más agresivo e intenso. No sé si tiene que ver con que en el básquet venezolano se permiten más “licencias” o que el jugador venezolano es así, pero lo considero positivo. 

En categorías inferiores Venezuela tiene un bajo nivel de desarrollo. Considero que en esas categorías hacen falta más instalaciones y mejores entrenadores físicos y técnicos. Siento que en Venezuela hay mucho talento pero pocas oportunidades. El enfoque que yo le daría a nivel de desarrollo es trabajar la base del baloncesto, lo táctico, y permitir que los jugadores sean creativos y se equivoquen lo suficiente para que lleguen a descubrir su tipo de juego. 

¿Cuáles son tus mejores armas en el básquet?  ¿Qué crees que debes mejorar para ser un mejor jugador aun?


Yo creo que siempre se puede mejorar, no hay un tope. Hay veces que puedes creer que has llegado al máximo y de pronto te encuentras a alguien que está más arriba que tú. Mis armas en el juego son mi contextura grande, fuerte. Intento usarla lo más posible durante el juego.

Pienso que soy un jugador inteligente a pesar de haber empezado tarde. En realidad creo que desarrollé mi inteligencia porque al principio mi físico me obstaculizaba. También considero que mi tiro a media distancia es bastante bueno, aunque no lo uso mucho durante el juego. 

Eres del Estado Nueva Esparta, estuviste en las filas de Guaiqueríes ¿Por que ese cambio el año pasado a Marinos?

Cuando yo tenía 18 años, antes de irme a Estados Unidos, entrenaba con Guaiqueríes. El equipo quiso que fichara con ellos, en nivel reserva, pero me negué porque participar de un equipo profesional podía convertirse en un obstáculo al momento de optar por una beca deportiva en alguna universidad estadounidense.

Pasó el tiempo, me vine a España, y lo cierto es que el único equipo que me contactó, antes de que yo regresara a Venezuela en verano fue Marinos de Oriente. Decidí hacer una prueba con ellos y la oferta fue que me quedara en el equipo. Por cierto, considero el tiempo que estuve con ellos como una experiencia muy positiva y quiero aprovechar para agradecerles esa oportunidad.

La temporada pasada participaste en unos juegos con Marinos, ¿Cómo valoras esa experiencia de estar en el máximo circuito de nuestro baloncesto profesional? ¿Qué sensación tuviste el día del debut?

La verdad es que aunque estuve en los juegos, nunca llegué a estar en la cancha. Sin embargo, la sensación que tuve fue que era un tipo de básquet muy intenso y pasé por muchas emociones: miedo, alegría, logro... Principalmente era una mezcla de miedo y algo muy positivo. El día del debut estaba muy enfocado, estaba mentalmente preparado para salir en cualquier momento. Aunque, te confieso y soy muy sincero, la ansiedad siempre estuvo presente mientras estaba en el banquillo, sin saber si iba o no a entrar.

¿Cómo fue el feeling con la plantilla de Marinos? ¿Con quién hiciste mejor amistad?

La verdad es que el feeling que tuve con la plantilla de Marinos fue estupendo con todos. Me di cuenta que entre ellos había muy buena química. Con la persona con la que mejor me sentí entrenando fue con Oscar Torres, ya que es un jugador a quien admiro y con él me sentía identificado, veía su nivel de enfoque como un objetivo al que quería llegar. No sé si él llegó a tener esa misma sensación conmigo, pero mi experiencia con él fue muy positiva. También hablaba mucho con Robert Iriarte, que es un jugador que sé está subiendo y creo, sin lugar a dudas, que tiene un gran futuro en el básquet profesional.

Nuestro basket carece de gente alta y de posición de centro o pívot como llaman en España. En Marinos el jugador más alto en la actualidad es Ángel Contreras de 2.13. ¿Llegaste a conocerlo? ¿Lo viste jugar? ¿Qué opinión tienes sobre esta situación de la carencia de centros naturales en nuestro basket?


Pienso que la falta de pívots en Venezuela se debe a que el básquet no se ha promovido lo suficiente en el país. Creo que hay personas que tendrían la posibilidad de ser pívots en Venezuela y que no han sido descubiertas. Me pongo de ejemplo, ya que si yo no hubiera tenido la idea de ir a una práctica de básquet en Porlamar jamás hubieran sabido de mí.

Conocí a Ángel, practiqué con él y me parece tremenda persona y jugador. Pienso que tiene mucho futuro en el básquet. En especial si trabaja su nivel táctico, ya que el nivel físico que tiene es muy bueno. Es grande, es fuerte y salta mucho a pesar de su peso.

Creo que la carencia de centros naturales es en realidad algo genético, el venezolano promedio no es muy alto. Y a esto hay que agregarle la poca promoción de este deporte que acabo de mencionar. 

¿Cómo se ve Adolfo Blanco dentro de 5 años? ¿Cómo un jugador profesional? ¿En España o en Venezuela?

La verdad es que no me he planteado esa pregunta. Mis objetivos en el básquet suelen ser inmediatos, prefiero dejar que las cosas fluyan. Estar bien y dar lo mejor de mí sin importar si soy jugador profesional acá en España o en Venezuela.

¿Has tenido contacto con otros venezolanos que estén jugando en España?

Pues, la verdad, no. Pero me encantaría contactar a todos los venezolanos que juegan baloncesto aquí en España, pues pienso que como deportistas y como venezolanos debemos hacer amistad y apoyarnos siempre.

Por último, ¿Sigues nuestro basket en España? ¿Qué opinas de nuestro sitio web y si deseas enviar un saludo a familiares, amigos y lectores de SeHablaBasket.com?

La verdad es que no puedo seguir el básquet de Venezuela en España porque los horarios son bastante distintos y aquí es de madrugada. Sin embargo intento seguir las estadísticas y la posición de los equipos en la tabla. 

La página me gusta mucho, tiene una presentación llamativa, completa y actualizada. Quiero felicitarles a ti, Juan, y al equipo de SehablaBasket.com por la excelente labor que llevan a cabo para la promoción del baloncesto en Venezuela y el mundo, pero, sobre todo, darles gracias por la oportunidad que me han dado con esta entrevista.

Me gustaría enviar un saludo a mi papá y mi  mamá. También quiero enviarle un saludo a mi entrenador de toda la vida, Edgar Guanipa, a su esposa y a sus hijas, que espero estén muy bien. Y por último, le envío saludos a mis amigos de la isla: Julián Eduardo, Ramón López, Emmanuel García, Manu, Silvano Rojas, Enrique Cendra y bueno, muchos más en realidad. No puedo nombrarlos a todos pero los tengo muy presentes y los recuerdo con mucho cariño y espero verlos pronto, en el verano.



Por Juan M. Escorcia
@escorcia33




6 comentarios :

caribeño

Excelente reportaje Escorcia, hacía falta que alguien lo entrevistára, y ese pana merece si o si estar en la preselección junto a Román, Zamora, Marriaga, Echenique y Cubillan.

Anónimo

Que lastima que no se le preguntó por el posible llamado a la preselección,por la falta de estatura, porque si se convocó a Heberto Guanipa 2,06mts, de nivel colegial en USA, Adolfo Blanco aunque comenzó tarde en el basquet, a los 17 años, ha sido muy serio y constante en su trabajo, ya cuenta con 22 pero parece un adulto de 28 o 30 años y ha mejorado un montón; la gente de marinos TNT, mencionaron que ya esta hecho técnicamente como centro y es muy grueso y fuerte, le falta es, por su puesto, mas roce y juegos. Acaso esta no es la nueva filosofía de la federación darle oportunidad a los gente joven, de ganar experiencia con competencias como el suramericano.

Anónimo

buena pagina. me la paso un pana para que viera la entrevista de Blanco y pienso que en la Leb y la Fvb deberian estar muy pendientes de este chamo. es alto y fuerte y eso es lo que nos esta haciendo falta. ademas uno lee la entrevista y se da cuenta de que tiene tremendo nivel de personalidad. felicitaciones muy buena de verdad.

ilich ramirez

Tremendo reportaje, y excelente jugador de baloncesto, y amigos de sehablabasket twitiemos al señor Cortés para que en su gira en España se entreviste y convoque al pana Blaco.

Anónimo

excelente,excelente y mas excelente la iniciativa de juan y las demas personas de esta web,excelente trabajo de ustedes de dar a conocer a los chamos que juegan aqui y en el extranjero y los no tan chamos como galines y hernandez.ojala sigan asi y veo que buscan publicidad y la consigan y no desaparescan como venbaloncesto y otras webs que por falta de apoyo economico dejaron de existir,de nuevo excelente por su trabajo y ojala que blanco se convierta en opcion a futuro como centro para la seleccion y marinos

Alvaro Filgueira

Eso no es tan desicivo anonimo el empezar tarde, Victor david diaz y Nelcha sino me falla la memori empezaron a esa edad y fueron grandes jugadores Victor mas que nelcha que no jugo mas por el problema que tuvo con sus rodillas, obligandolo a retirarse mucho antes de lo estipulado, el problema es la liga y la federacion hno que no les dan oportunidad a estos muchachos porque no son liga de desarrollo y les cieeran las puertas y si los contratan los ponen a pulir banca y no llegan a debutar como le paso a Adolfo Blanco con marinos, aca predomina son los negocio$$$$$$$$$$ hno , saludos

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...