r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior


miércoles, 26 de junio de 2013

BasketWorld: Venezuela no produce NBA y los Hispanos que han estado en esa liga. Parte 2


Miércoles 26 de Junio de 2013                                                                       

Mientras que en los draft de mitad de la década de los 90 se veían muchos jugadores europeos como croatas, yugoslavos, rusos, lituanos, griegos, estonios o ucranianos, no se veían jugadores de habla hispana, solo hasta el draft de 1997 en donde vemos al centro estadounidense de madre dominicana Eddie Elisma –ex Cocodrilos de Caracas- y el gigante español de 2.18, Roberto Dueñas.

Herrera durante este tiempo ganó dos anillos de campeón de la NBA con Houston Rockets, promediando 4.7 puntos en la temporada 93/94, en la siguiente dejó 6.8 en 21 minutos de promedio, luego es traspasado a San Antonio Spurs, en donde esperaban que ayudara en la zona de rebotes a David Robinson, promedió 1.9 puntos y 8.0 en la temporada 96/97, su más alto en la liga.

En la temporada 97/98 Herrera encesta 2.9 puntos por juego y es junto al mexicano de 2.11 Horacio Llamas, los únicos hispanos en la liga. Llamas venía de jugar en la NCAA2 con Grand Canyon y dio el salto con Phoenix Suns, sin ir a un draft en la campaña 96/97.

En el draft de 1998, el nigeriano con pasaporte ingles, Michael Olowakandi es el número uno del draft, en donde también figura el alemán Dirk Nowitzki, único jugador europeo hasta ahora en ganar un MVP de la liga regular de la NBA y el escolta dominicano Felipe López, que hasta en su etapa universitaria algunos lo llegaron a señalar como el Michael Jordan latinoamericano.

También para el draft de 1998 inscribió su nombre un escolta-alero de 1.94, nacido en Venezuela de padres estadounidenses, Darnell “Lorenzo” Williams, pero que no fue seleccionado y se fue ha jugar a Francia, teniendo destacadas actuaciones, pero lesionándose gravemente la rodilla, llegó a jugar en nuestro país con Marinos-LPB- y Pelícanos -LNB- y cuando sonaba para integrar la Selección Nacional volvió a lesionarse y eso lo obliga a retirarse del baloncesto profesional prematuramente.

Para la temporada 98/99 en donde Carl Herrera pasa en Vancouver y Denver, promedió en la temporada 2.3 puntos y es junto a López, los únicos hispanos en la liga.

Durante la estadía en la NBA de Carl Herrera, nuestro país también soñó con tener otro representante ahí, pudo ser Gabriel Estaba con sus buenas actuaciones aquí o durante su pasantía por Portugal, Puerto Rico y España, Alexander Nelcha, por su desempeño en Europa, Omar Walcott, por su actuación en Europa o en la CBA en donde salió subcampeón una vez con los Pittsburgh Pirañas o Víctor David Díaz, que también pasó por esa liga, o Cesar Portillo, que fue seleccionado en el draft de la CBA y que jugó en la ACB de España.

En el draft de 1999 se ven jugadores internacionales como el francés de 2.18 Frederick Weiss, tristemente celebre por ser la victima de la clavada en los JJOO de Sydney 2000 de Vince Carter, al pasarle por encima y clavar el balón, también el chino de 2.13 Wang Zhi Zhi, jugador de buena muñeca y que podía jugar de 4 y de 5, y el argentino Emanuel Ginobili, que jugaba para el Regio Calabria de Italia, pero que prefirió seguir en ese equipo al tener mejor ingreso económico. Además vemos al estadounidense nacido en Madrid, Wally Szcerbiak.

Sin entrar a un draft, el alero fuerte cubano Lázaro Borrell logra su sueño al firmar por Seattle SuperSonics en la mejor liga del mundo.

En el draft del 2000 solo vemos al mexicano Eduardo Najera, quien es seleccionado por Dallas Mavericks, para convertirse en el segundo azteca en llegar a la mejor liga del mundo.

Después de jugar en Venezuela, con Toros, el centro panameño Rubén Garcés, debuta en la NBA con Phoenix Suns y ser cambiado en el mismo torneo meses después a Goleen State Warrios.

En el draft del 2001 vemos en la tercera posición al joven Pau Gasol, un jugador del FC Barcelona, de 2.15 que podía jugar tanto de alero fuerte o centro, convirtiéndose en el primero de la famosa Generación de Oro del baloncesto español en llegar a la NBA en los últimos 12 años, siendo más de 10 los jugadores que han llegado en ese tiempo.

También es elegido, el espectacular base del real Madrid Raúl López, un piloto de 1.82 con gran espectacularidad y visión de juego, jugador que algunos llamaron el próximo John Stockton, pero que las lesiones condicionaron su estadía en la liga.

También vemos al francés –nacido en Bélgica- Tony Parker, al estadounidense de padres panameños Gilbert Arenas, al griego Antonis Fotsis o al turco Memhet Okur, entre otros internacionales.

Nadie sonó las alarmas en el baloncesto venezolano, al ingresar Carl Herrera a la NBA se presagiaba que nuestro país podría tener muchos jugadores ahí en un futuro, competir de tu a tu los primeros lugares con los tradicionales mejores equipos del área y ser siempre participe en las grandes competencias FIBA y seguir formando grandes basketeros como en los años 80. Pero al salir Herrera la realidad era otra, no volvimos a los mundiales del 94 ni 98, y no lucimos en nada en el preOlimpico para Atlanta 96. Soñar con ver otro NBA era, a finales de los 90 una utopía.

Nuestro baloncesto había logrado la hazaña de clasificar al mundial Junior en 1995, con una selección comandada por Edgar Arteaga, Ernesto Mijares, Diego Guevara, Roque Osorio, Julio Rausseo y Francisco Grant, entre otros, logrando una buena actuación para lo que se perfilaba y mostrando jugadores que deberían ser importantes en nuestro baloncesto. Después del torneo algunos recibieron becas para irse a USA, otros fueron tentados por nuestro baloncesto profesional.

Llegaron a la NCAA Diego Guevara y Roque Osorio, a la NCAA2 jugó Francisco Grant y solo a High School -secundaria- participó Ernesto Mijares, los demás se quedaron en Venezuela, y 4 de ellos, 10 años después -2005- ya no practicaban baloncesto profesional, o por lesiones, por poca oportunidad o por dedicarse a otra actividad.

Caso parecido ocurrió con la llamada generación de relevo de fin de milenio, un equipo constituido por jugadores como Héctor “Pepito” Romero, Luís Julio, José Nava, Hernán Salcedo o los hermanos Berroteran –Leonardo y Manuel-, que participaron en el mundial Junior de 1999 y que solo 3 consiguieron becas en USA, que fueron Romero, quien inició en NJCAA y siguió en la NCAA con altas posibilidades de jugar en la NBA antes de lesionarse, José Nava y Pedro Brito –NAIA- y 10 años después -2009- 3 de esos 12 talentos no se dedicaban al baloncesto profesional.

Pero al no concretarse el salto de ninguno de los jugadores que estuvieron en el Mundial de 1995, y que otros talentos que fueron a Estados Unidos a buenos programas de la NCAA como Pablo Machado, Richard Lugo – que si destacó con 4.5 tapones en su única campaña-, Wladimir Heredia, Carlos Morris o Hebert Bayona, nuestro baloncesto veía lejos el deseo de volver a tener otro NBA.

Pero en el año de 1996, si bien con poca presencia en cancha, debutó un talentoso alero de 1.95 y 19 años con Marinos, proveniente de Caracas y que respondía al nombre de Oscar Torres, quien era de la misma generación de los mundialistas Junior de un año antes pero que no había sido captado por el radar de la FVB y no participó en ese mundial. Convirtiéndose en el segundo venezolano en llegar a la NBA producto de nuestro baloncesto, aunque con breve paso por la IBL de Estados Unidos con el equipo Billings RimRockers, antes de firmar con Houston Rockets como agente libre para disputar la campaña 2001/02.

En la liga de verano 2001, coincide en ese torneo con el centro criollo Francisco Grant, y deja durante la temporada 01/02 un buen promedio para un novato de 6 puntos por juego, con 1.9 rebotes en 16 minutos en cancha con 65 partidos jugados, en un año en donde también están los hispanos José Ignacio “Pepe” Sánchez, quien es el primer argentino en jugar en la NBA, proveniente de la NCAA, su compatriota Rubén Wolkowisky, ambos debutaron en la 2000/01, el dominicano Felipe López, el español, Pau Gasol, el mexicano Eduardo Najera y los puertorriqueños Daniel Santiago –nacido en USA- y Carlos Arroyo.

En el draft del 2002 es elegido como el número uno el chino Yao Ming, centro de 2.29 siendo el primer asiático en esa posición, y vemos al joven centro de 2.09 brasilero Nene Hilario, líder de una nueva y talentosa generación de canasteros de Brasil. También esta el escolta Juan Carlos “La Bomba” Navarro, natural de Barcelona, España, y los argentinos Federico Kammerichs y Luis Scola.

Hace su debut el escolta argentino Emanuel Ginobili después de destacar en la EuroLeague con el Kinder Bologna de Italia, siendo considerado desde el principio como un jugador para tomar un rol importante en su equipo, igual que el español Pau Gasol con Vancouver, eran ya otros tiempos para los jugadores hispanos.

Oscar Torres fue sorpresivamente cortado por Houston Rockets durante la pretemporada, siendo fichado días después por Golden State Warrios, en donde tuvo poca presencia en el esquema del equipo y después de solo 16 juegos y con 3.3 puntos por desafió es despedido y ahí finaliza la carrera del segundo venezolano en la NBA, para así iniciar una fructífera carrera en el baloncesto europeo.

En el draft del 2003, en donde el número uno fue LeBron James, vemos al argentino Carlos Delfino, al brasilero Leandro Barbosa, en un draft que de sus 58 escogencias, habían 21 jugadores internacionales y en donde faltó el nombre del alero fuerte criollo Héctor Romero, quien meses antes promediaba con la universidad de New Orleáns en la NCAA unos 20 puntos y tomaba 10 rebotes antes de lesionarse los ligamentos de la rodilla y así cortar la posibilidad de convertirlo en el tercer NBA venezolano.

También debuta en la campaña 2003/04 sin entrar por draft el base brasilero Alex García, Raúl López, quien había sido elegido años antes, y volvía a la NBA el boricua Daniel Santiago.

En el año 2003, después de llegar a la final en el torneo de las Américas Junior, Venezuela logra por tercera ocasión consecutiva su clasificación al Mundial de la categoría, liderada por un joven de 2,07 llamado Miguel Marriaga. En una selección que contaba con el liderazgo de Marriaga, que después de la lesión de Romero, pasó a ser el único candidato nacional de ser el tercer criollo en la meca del basket, lo acompañaban jugadores como Carlos Cedeño, Keving Palacios, Derson Santos y Jesús Urbina entre otros.

De los 12 jugadores, solo consiguieron la oportunidad de viajar a Estados Unidos 4 atletas, que fueron los aleros Jesús Urbina y Keving Palacios, ambos con participación en la NCAA, el escolta Kenji Urdaneta en NJCAA y el centro Jorge Parra, quien jugó en la NAIA, y 10 años después, tomando como la relación la temporada 2013 de la LPB, 5 de esos jugadores no actuaron en la liga, sea cual fuese la causa.

En el draft del 2004, es elegido el centro brasilero Rafael Araujo, proveniente de la NCAA, en la posición número 8, y podemos ver a su compatriota Anderson Varejao, que venía del FC Barcelona de España, el gigante Puertorriqueño de 2,21 Peter John Ramos –que un año antes se había enfrentado a Miguel Marriaga- , el centro Español Albert Millares y el base Quisqueyano Luís Flores, que ya lo hemos visto en varios equipos de nuestra LPB, mientras debuta sin entrar al draft el alero Andrés Nocioni, de Argentina, quien venía de la liga ACB de España.

También se encuentra el alero Trevor Saunders Ariza –Trevor Ariza- , que venía de la NCAA, un jugador que sonó para defender los colores hasta de 4 naciones para el basket FIBA, sin mucha referencia real de que en verdad pudiera hacerlo, ya que nació en Estados Unidos, con madre oriunda de las islas del Caribe, las Islas Turcas y Caicos, de donde eran sus padres, República Dominicana, en donde supuestamente era su abuelo materno y Venezuela, en donde vivió unos meses cuando su padrastro Kenny McClery, jugó aquí con Cocodrilos. Al final, Ariza, no jugó con Dominicana, por que su abuelo no había nacido en ese país, era de Turcos y Caicos, siendo el abuelo de la madre de Trevor, Español de nacimiento, radicado en las Islas, así que Ariza, tenía más sangre Española que Dominicana, realmente.

El Australiano Andrew Bogut, centro proveniente de la universidad de Utah, en la NCAA, es el número uno del draft del 2005, el Dominicano nacido en New York, y que representó a USA en un Mundial sub21, Charlie Villanueva, pero que posteriormente representó a la selección mayor de Dominicana, al versátil interno Español Fran Vásquez, el alero bajo proveniente de la NCAA Francisco García, de nacionalidad Dominicana también, el Puertorriqueño Ricky Sánchez –quien no llegó a jugar en la NBA- Y Ryan Gomes, jugador de apellido Hispano. Tambien debuta proveniente del Pamesa Valencia de la ACB Española, el centro Fabricio Oberto.

En la misma campaña 2005/06 hace historia el centro de 2.08 Esteban Batista, al convertirse en el primer uruguayo en graduarse NBA, teniendo una liga NBA en donde se vieron jugadores argentinos, brasileros, españoles, mexicanos, uruguayo, dominicanos y puertorriqueños.

En el draft del 2006, el talentoso Italiano, Andrea Bargnani, es el número uno del draft, en donde vemos una presencia hispana con Renaldo Balkman, el mismo que vino hace poco con Guaiqueries en la LPB, jugador nacido en Estados Unidos, de madre Puertorriqueña y que ha jugado con la selección de la isla del encanto.

También el Español Sergio Rodríguez, el Brasilero Marcus Vinicius y el Puertorriqueño Guillermo Díaz –Díaz debuto en la liga dos años más tarde-, estuvieron en el draft y en la NBA, aunque con un paso breve, y fue seleccionado el escolta nacido en Estados Unidos, pero con nacionalidad Panameña Danilo “JR” Pinnock, con experiencia en Venezuela, pero que no llegó a jugar en la NBA.

Debutó en la NBA, el alero argentino Walter Hermman, quien venía del Unicaja Málaga de la ACB de España, para ser el séptimo Argentino hasta ese momento en jugar en la NBA,  quiere decir que con 10 años menos de jugadores en la NBA, ya Argentina nos triplicaba para el momento en jugadores con ese nivel, y el base Juan José Barea, que venía de jugar en la BSN de su natal Puerto Rico, con el equipo Cangrejeros de Santurce.

Con un Mundial 2006, nuestra selección no hizo más que desnudar nuestra realidad del baloncesto, con una actuación gris y poco material joven, se veía difícil tener otro NBA en tiempo cercano, en 10 años el panorama había cambiado radicalmente, de tener Venezuela el único NBA estable hispano, habíamos pasado a no tener ninguno y no ver en un futuro próximo a otro representante. Antes del Mundial 2006, se hablaba de la posibilidad de ir Héctor Romero a un campus de veteranos de la NBA, pero una lesión en un juego contra Argentina, Romero no solo se perdería el Mundial sino también ese campus, mismo campus que 4 años antes, después del Mundial del 2002, Richard Lugo jugó para Dallas Mavericks.

El Dominicano, Al Hortford, proveniente de la NCAA, es tomado por Atlanta Hawks, en la tercera elección del draft del 2007, en donde son tomados en primera ronda, el Español Rudy Fernández, y el Brasilero Thiago Splitter –quien prefirió seguir creciendo más en Europa-, y en segunda ronda se observan Marc Gasol, hermano menor de Pau Gasol, y el escolta nacido en New York, pero de raíces Dominicanas Sammy Mejia, y debuta en la liga el Argentino Luís Scola.

En nuestro baloncesto, después de  gris actuación en el Mundial de Japón un año atrás, la FVB decidió darle espacio a jóvenes valores e impulso una llamada renovación en la selección nacional, teniendo el preOlimpico de Las Vegas 2007, como primer reto para la sangre nueva de la selección, con jugadores que debutaban y otros que tenían roles secundarios detrás de estrellas experimentadas.

Luís Bethelmy, Heberth Bayona, Keving Palacios, Greivis Vásquez, o Jesús Urbina, fueron algunos de esos nuevos rostros que formaron esa selección del 2007, siendo un experimento que no dio éxitos inmediatos.

En el draft del 2008, vemos a los hermanos Brook y Robin López, de sangre Cubana, y son seleccionados por New Jersey Nets y Phoenix Suns, respectivamente, al Congoles Serge Ibaka, que venía del baloncesto Español y que posteriormente jugaría con esa selección al obtener su ciudadanía.

En el baloncesto venezolano, el base caraqueño, Greivis Vásquez, disputaba su tercera campaña en la NCAA, y dejaba para la universidad de Maryland, 17,5 puntos y 5 asistencias por choque, algo que alimentaba las esperanzas de ver al base de 1,98 próximamente en la NBA y ser el tercer criollo en esa liga.

Ricky Rubio, un talentoso piloto de 1,91 y solo 18 años, es elegido, en la quinta casilla del draft de 2009, siendo uno de los más talentosos jugadores de la categoría Junior en el mundo, también Víctor Clavier, compatriota de Rubio, y es elegido de la Caribeña isla de Guadalupe, el base Rodrigue Beaubois, tercer jugador de esta pequeña Isla que pertenece a Francia, después de las experiencias de Mickael Gelabale y Mickael Pietrus, convirtiendo a Guadalupe, uno de los países con más jugadores NBA en densidad de población.

Aparte de Greivis, nuestro baloncesto no presentaba otras opciones a futuro próximo como para ser candidato a ir a la NBA, nuestros mejores representantes en el ámbito internacional eran el exNBA Oscar Torres, quien después de su pasantía por esa liga, dejó una gran carrera en Europa, al jugar en Rusia y ser subcampeón con el CSKA Moscú, en la EuroLeague del año 2007, mismo año que pasa del Khimki Moscú al CSKA, convirtiéndose en el primer traspaso en temporada del baloncesto Ruso. Torres también jugó en Italia y Turquía, y el ala pívot Héctor Romero, quien hizo carrera en Asia, al pasar por Corea del Sur e Israel, con MVP incluido y también por Europa, al jugar en España, Italia y Grecia.

En el lapso de la salida de Herrera de la NBA, la pasantía de Torres y la ausencia de criollos en la mejor liga del Mundo, el área del Caribe y Centroamérica no Hispana llegaron a tener representantes en la NBA.

Belice fue representada por dos jugadores que nacieron en Estados Unidos, pero con raíces de ese país y que llegaron a jugar con su selección, como el caso del escolta Milt Palacio y el alero Noel Felix, por Dominica, jugó el gigante de 2,18 Garth Joseph, Guyana ha tenido 2 representantes en la NBA, que han sido Rawle Marshall y Jason Miskiri, Islas Vírgenes Americanas a David Vanterpol, Raja Bell y Charles Claxton, sin incluir al alero fuerte Tim Duncan, que juega con nacionalidad Estadounidense.

Jamaica ha dado a la NBA a Samardo Samuels, Jerome Jordan y Roy Hibbert –nacido en Estados Unidos de padre Jamaiquino- en los últimos años, y incluimos también a Adonal Foyle, de San Vicente y las Granadinas, pero que jugó con nacionalidad Estadounidense, Samuel Dalembet, nacido en Haiti, radicado desde joven en Canadá, jugando también para la selección de ese país, y al Francés Ronny Turiaf, nacido en la isla de Martinica.

En draft del 2010, es elegido el base venezolano proveniente de la NCAA, Greivis Vásquez, en la posición 28 de la primera ronda, convirtiéndose en el tercer criollo en jugar en la NBA, el primero directo vía draft y el primero en llegar a la liga sin jugar en nuestro baloncesto organizado, ya que Herrera fue un jugador mixto en su formación y Torres, se formó plenamente en nuestro baloncesto.

Vásquez fue el único Hispano en el draft 2010, en donde vemos al centro de Bahamas Mágnum Rolle, elegido en segunda ronda pero que no debutó en la NBA. Si jugaron en la NBA, sin entrar al draft el nativo de Colon, Panamá, Gary Forbes, quien ya tenía pasantía por el baloncesto Venezolano, para convertirse en el quinto Panameño en jugar en esa liga, y debuta Thiago Splitter, después de convertirse en una de los mejores centro del baloncesto Europeo, en un draft que no dejaba dudas de la desaceleración que había empezado a vivir el baloncesto hispano después de un inicio de década prometedor, más que todo por la falta de nuevas figuras en el baloncesto Argentino y Puertorriqueño.

Greivis Vásquez, dejó en su primera campaña en la NBA, un promedio de 3,6 puntos y 2,2 asistencias, en 70 juegos con Memphis Grizzlies, con un solo juego como titular, en una campaña de aprendizaje para el joven armador venezolano, que compaginó su debut, con el liderazgo de la selección Venezolana en competencias FIBA.

No se apreciaba, para el 2011, otro jugador que pudiese acompañar a Vásquez en la NBA, solo el joven centro Greg Echenique que tenía buenas actuaciones en la NCAA y que de cara al futuro puede ser una opción real, daba esperanzas, mientras que el base David Cubillan y el ala pívot Windy Graterol, no podían viajar a Estados Unidos a probarse con franquicias de la D-League, gracias a los contactos de Eric Musselman, coach de la selección, por tener compromisos contractuales que cumplir.

En la campaña 2011/12 debuta el Mexicano Gustavo Ayon, un puesto 4 que venía del Fuenlabrada de España y que había pasado por Marinos aquí en nuestra LPB- nuestra liga es una gran vitrina para jugadores del continente y Estadounidense como trampolín para la NBA o Europa, pero no es al parecer buena vitrina para nuestros nativos-, convirtiéndose en el tercer Mexicano en la NBA.

Mientras Greivis Vásquez cumple su segunda campaña en la liga y promedia 8,9 puntos para su nuevo equipo, New Orleáns Hornets, y da 5,4 asistencias en 66 choques, con 26 juegos como base titular, dejando muestras que contaba más para el esquema de juego que en su anterior equipo y en su campaña de novato

Para el draft del 2011 no vemos a ningún jugador Hispano, algo que no ocurría desde 1997 –aunque en verdad en el draft de 2009 estaban los Estadounidenses de sangre Cubana y Ibaka, que aun no tenía la nacionalidad Española- y daba otra muestra más del estancamiento de producción de nuevos talentos jóvenes con sangre Hispana.

Años antes, otros jugadores que no habían sido seleccionados en el draft, pero habían hecho pretemporada con equipos NBA, tal los casos del Brasilero Lucas Tisher, el Argentino Fabricio Vay o el Uruguayo Gustavo Barrera.

El centro Brasilero, proveniente del baloncesto universitario de Estados Unidos, Fabricio “Fab” Melo, de 2.13, es elegido por Boston Celtics, y también debuta en la NBA el armador Argentino de 35 años Pablo Prigioni, uno de los novatos con más edad en la historia de la liga, y el líder en asistencias en la NCAA, el base nacido en New York, de padre Brasilero Scott Machado, quien se convertiría en el Brasilero número 11, aunque el primero en no nacer en Brasil.

En su tercera campaña en la NBA, Vásquez, tomo las riendas de la dirección del juego en la cancha para New Orleáns, y cierra una magnifica campaña al ubicarse en la tercera casilla de los mejores en el departamento de asistencias con un promedio de 9,0 por choque y un total de 704 en 78 juegos todos saliendo en el cinco inicial de New Orleáns Hornets y anota 13,9 puntos por juego y siendo uno de los Hispanos más destacados de la zafra 2012/13.

Con un estancamiento de algunos países Hispanos en la producción de jóvenes talentos, con excepción de España y mostrando más gravedad en no presentar generación de relevo segura en Puerto Rico y Argentina –ya parecidos a nosotros a finales de los 90, en el caso Argentino viendo a jugadores aun con casi 15 años en la selección siendo aun los jugadores estelares-,  se espera que próximamente salgan relevos importantes y así tener una buena presencia de jugadores como paso a principios del milenio.

Pero nuestro panorama no es mejor que cualquier otro país de nuestra América, tenemos una liga donde es confesa la situación de no desarrollar jóvenes talentos y es muy común hablar de novatos a jugadores que superan los 20 años, edad en que en otras ligas, como en Brasil, Argentina o la misma Puerto Rico, tienen ligas en donde se ven a jóvenes en edad Junior teniendo minutos en equipos profesionales.

También en panorama no mejora mucho si solo confiamos en la NCAA de nuestros mejores talentos, las imposiciones que se producen para entrar en el circuito universitario, hacen que la puertas del baloncesto universitario o colegial no estén tan abiertas como en décadas pasadas, ya que debemos recordar que la crisis económica a sido fuerte en Estados Unidos, y ya las universidades son más cautelosas al dar becas, también la tendencia se ha ido para estudiantes que manejen con total fluidez el idioma ingles y que vengan sobre todo de Europa, para que la adaptación al país no sea tan pesada.

Esperamos que Echenique, logre la meta de llegar a la NBA, sin duda se convertirá por muchos años en otro de los referentes de nuestro baloncesto, y en donde mejor lugar para mostrar su valía que en la mejor liga del mundo.

Suerte Greg.

Por Juan M. Escorcia
@escorcia33





6 comentarios :

Anónimo

se escapo lavor postell es un escolta caraqueño con tres años en nba y aunque nunca a sido tomadodo en cuenta como criollos en nba es mas venezolano que el mismo carl herrera que es nacido en trinidad y tobago

Anónimo

muy buena nota......interesante lo de ariza...

Anónimo

lavor postell falsifico documentacion para jugar como venezolano....no nacio aqui

Anónimo

JUAN M. ESCORCIA, TIENES UN CHIP EN TU CABEZA, TREMENDO REPORTAJE.

Anónimo

Y es que los jugadores son objetos, que titulo mas despreciable.

Anónimo

increíble articulo en verdad

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...