r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior


sábado, 24 de octubre de 2020

PEDRO BRITO Y LEONARDO BERROTERÁN EMPRENDEN TRAS SU PASO POR LA LPB

 Prensa LPB. 24 octubre 2020Un emprendimiento de dos jugadores LPB fue el protagonista en nuestra cuenta de Instagram @lpb_aldia.



 Pedro Brito y Leonardo Berroterán, ex jugadores de la LPB, dirigen la recientemente creada BB Basketball Academy en Houston, Texas.

 

“La escuela es un proyecto que tenía desde hace tiempo y desgraciadamente por la pandemia se atrasó. Esta es la tercera semana trabajando en la academia. Hemos comenzado con buen pie. Son niños que están comenzando en el baloncesto porque les gusta. Lo más bonito es enseñarles desde el comienzo”, compartió Pedro Brito con Germán Jaspe, en conexión desde la ciudad texana.

 

“Me siento como en un juego. Es bastante lindo. Llena bastante. Después de una carrera tan larga y pasar por tantas cosas, solo queremos transmitir lo que aprendimos”, agregó Leonardo Berroterán. “Los niños han progresado, están entusiasmados y eso es lo queremos. Tenemos diez niños y una niña, entre los 6 y los 15 años”, completó Brito.

 

Pedro Brito ingresó a la LPB en el equipo de su ciudad natal: “Desde el 97, cuando comencé como ‘rookie’ en Guaiqueríes (de Margarita) y vi estrellas como (José) ‘Piculín’ Ortíz, Sam Shepherd, Askia jones, Alex Quiroz, Richard Medina. Jugadores de mucho respeto. Desde ahí comenzó mi amor por el baloncesto. Tenía apenas 14 años”, rememoró el ex jugador de 16 campañas LPB.

“Antes yo hacía natación. Era selección del estado Nueva Esparta. Frente a la casa de mis abuelos había una cancha de básquet y siempre me escapaba a ver cómo jugaban. Yo era malo. Me agarró el entrenador Edgar Guanipa en Margarita, me dijo que tenía que jugar básquet porque yo era demasiado grande. Y así que comencé. Tenía 11 años. Cuando tenía como 14 años, el papá de Askia Jones, fueron a la Isla de Margarita con los Miami Heat a dar una clínica de baloncesto, y de allí empecé mi carrera y me tomó Guaiqueríes”, compartió Brito. “En 1997 me invitaron a una práctica de Guaiqueríes de Margarita para ver si tenía condiciones para jugar. Mi papá me llevó a la práctica con Julio Toro. Con él sabías a qué hora empezaba la práctica, pero no, a qué hora terminaba. Pude pasar la práctica y formé el equipo. Para mí era una ilusión estar con ellos, practicar con ellos”.

 

“Sueños. Para mí hermano y para mí fue un sueño llegar y mantenernos por mucho tiempo. Lo disfrutamos bastante y aprendimos muchísimo de tantas personas que estuvieron alrededor de nosotros, que nos tendieron la mano. Fue una experiencia única e increíble. Yo jugaba béisbol. Era pelotero como dicen. Pero era de los malos”, contó entre risas Berroterán, quien dio el salto definitivo al baloncesto por la influencia de su hermano, Manuel.

 

“En el año 95 juego para el equipo de la Liga Superior Afimeca. estaba Jean Carlos Espinoza, (Víctor) ‘Vitico’ González, Alex Quiroz y el entrenador era Bruno D’ Adezzio, quien nos dio la oportunidad. Y pasamos directo a Panteras de Miranda. Venían de ser campeones en el 95. Nos sentíamos como un cine. Era un espectáculo”, dijo quien vistió la camiseta de seis equipos LPB.

 

Brito asumió el papel de jugador de rol en la LPB: “Para mí defender era lo primordial. Yo jugué con muchas personas que tenían muchas mañas y las aprendí. Y para mí mientras más difícil o mejor era el jugador que yo tenía que marcar, para mí era un reto. Yo hago lo que sea para que ese hombre no meta canastas”, aseguró el ganador del título en 2016 con Cocodrilos de Caracas.

 

“Óscar (Torres) era un jugador que costaba bastante, por su experiencia en la NBA. A Gregory (Vallenilla) costaba mucho atacarlo. Askia Jones fue el más difícil de marcar por encima de todos. La clase que tenía Askia era increíble”, expuso por su parte, Berroterán, con 410 juegos y 1289 puntos en la LPB




0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...