r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior

viernes, 6 de mayo de 2016

PERFILES CONTROVERSIALES # 2: Dennis Rodman



jueves, 5 de mayo de 2016


Perfil Controversial 2


Dennis Rodman
 Nacido el 13 de mayo de 1961 en Trenton, New Jersey.


Después de iniciar con Allen Iverson, es el turno de Dennis Rodman, uno de los jugadores más polémicos que ha pasado por la NBA pero que finalmente se ganó el máximo reconocimiento posible: ingresó en el Hall of Fame.
Si usted espera que empecemos a descuartizar la piel, la vida y el estilo deDennis Rodman,  para ponerlos en un berbiquí…por favor asegúrese de estar leyendo el artículo correcto. Resumo, para ahorrarles tiempo: Dennis es un héroe… tuvo el VALOR de ser el mismo a un alto costo. Así que éste es un artículo para valientes, los capaces de ver la vida en perspectiva, de apartar sus prejuicios y descubrir al hombre, sus motivaciones, al igual que sus demonios internos como un proceso de evolución y aprendizaje.

¿Sigue usted allí?... Iniciamos: bienvenido al mundo de las emociones.

Dennis Keith Rodman: a un paso de sus 55 añosUn ala-pívot que nunca se rendía en la pista y un tipo terriblemente complejo fuera de ella, logró cinco anillos de campeón, fue dos veces All Star, otras dos Mejor Defensor y siete Máximo Reboteador de la NBA -Una verdadera proeza en el duro baloncesto de «hombres» previo a los años 2000
Se le podría crucificar, por sus múltiples e inverosímiles ocurrencias, a Dennis, pero su voluntad y capacidad defensivas están por encima de todas ellas. Con escasos 2:01 metros, «El Gusano» fue capaz de anular, provocar, desesperar y hasta enloquecer a auténticas bestias atléticas como Shaquille O´Neal, Karl Malone, Charles Barkley, Alonzo Mourning o Shawn Kemp. Para Phil Jackson, Rodman, por su desapego total a la necesidad de anotar, para sentirse realizado, le convirtió en el santo grial de su experimento psicológico, gerenciando el banquillo del, para muchos, mejor equipo de la historia del baloncesto: los Chicago Bulls de los 90.

Estoy seguro y me atrevo a enfatizarlo: los números y los records por muy notorios que sean resultan ABURRIDOS para una mentalidad controvertida y polémica que en carne viva estuvo destinada en su momento (y lo lograba magistralmente...) a levantar ampollas. 

EL BENEFICIO DE LA DUDA

Hasta 1973, la homosexualidad era vista por los psiquiatras como «una perturbación sociopática de la personalidad» y fue en ese año cuando el Dr. Spitzer publicó un estudio cuya conclusión era que, entre otras cosas, dado que los individuos con esa orientación sexual no se encontraban incómodos en absoluto con ella, no podía tratarse de ninguna enfermedad mental. «Un desorden médico tiene que estar asociado a una angustia subjetiva, es decir, al dolor, o bien al deterioro general en la función social», declaró Spitzer cuando arreció la esperada polémica. Dennis ejercía ese rol como pez en el agua. La extravagancia de «El Gusano» no era más que su pancarta de protesta por el mundo de limitaciones a la que se vio sometido en su infancia forjada entre mujeres, rechazo, carencias y un hogar desestructurado.

EL ÚLTIMO MOHICANO

«Se dirigió hacia ellos, con la cabeza baja, para demostrarles que estaba dispuesto a morir. Fue entonces cuando vio su reflejo en el agua: El patito feo se había convertido en un espléndido cisne blanco» Hans Christian Andersen - autor de El patito feo

Dennis fue y al parecer sigue siendo un niño. Cuando los niños se apagan porque ya no tienen nada que amar… cuando consiguen a ferrarse a una causa –basta una sola- para que la alegría regrese a ellos, ya no necesitan ser reconfortados. Entonces ese segundo aire los lleva a comportamientos sorprendentes: se exponen a riesgos extremos, inventan escenarios ordálicos como si quisieran que la vida los condenara como villanos y luego los absolviera como héroes.
En Psicología Clínica se habla de Trastorno de Oposición Desafiante (en inglésOppositional Defiant Disorder  -ODD-) un síndrome en infantes cuyos síntomas son:
  • ·         Desobedece activamente las peticiones de los adultos.
  • ·         Ira y resentimiento con los demás.
  •         Rehuye el afecto.   
  • ·         Discute con los adultos.
  • ·         Culpa a otros de sus propios errores.
  • ·         Tiene pocos o ningún amigo.
  • ·         Se involucra en problemas constantes en la escuela.
  • ·         Pierde la paciencia con facilidad.
  • ·         Es rencoroso o vengativo.
  • ·         Es susceptible, delicado e irritable.

Dennis no solo quedo anclado en ese síndrome… lo tropicalizó, lo perfeccionó, lo combinó con ansiedad y resentimiento y los empacó en una fachada de extravagancia. Las cicatrices abiertas son el leitmotiv de su historia, está grabado en su memoria, como si el patito feo pensara «Hay que golpear dos veces para producir una herida». El primer golpe, el que se recibe en la realidad provoca el dolor de la herida o el desgarro, el grito de la carencia. Y el segundo, el más difícil de olvidar, provoca el sentimiento de haber sido humillado o abandonado.
El ambiente afectivo en que vivió sus primeros años, antes incluso de la aparición del baloncesto como escape, imprimió en su subconsciente una forma de reacción, un temperamento, un estilo de conducta que, desde el sufrimiento de su adolescencia, habría podido explicar su aparente singularidad y su terrible determinación a brillar rompiendo paradigmas.

Dennis desarrolló la habilidad de invertir la polaridad… por ejemplo, ser consciente de haber escapado de su propia muerte: «Rodman se ausentó sin permiso de un partido de los Pistons. Lo hizo porque intentaba suicidarse. Relata -en entrevista concedida a Sports Illustred en 1993- el colorido periodista Craig Sager (actualmente batallando contra el cáncer): Le encontré en la segunda planta de ‘The Landing Strip’, un club de striptease de la ciudad de Detroit. Tenía una pistola y lo iba a hacer. Le dije que si era consciente de lo estúpida que era la decisión que había tomado y desistió», confiesa Sager sobre un capítulo que terminó con Rodman suspendido por los Pistons y más tarde traspasado a los Spurs. Sin embargo, ya Dennis no sentía miedo a la muerte y le había resultado divertido  haberla esquivado.
Cada vez que intentaban humillarlo con un empujón, cuando olía que llenaba de rabia a sus oponentes, que era insultado… Su peculiar Trastorno de Oposición Desafiante lo llevaba a experimentar una placentera sensación de extraña libertad al pensar en los horrores que con su fuerza había superado y en las proezas físicas que un cuerpo promedio (o bajo del promedio) era capaz de ejecutar con singular maestría y lo más importante: llamar la atención.

Dennis fue perfecto, es difícil para un conductista -como quien les escribe- no etiquetar de héroe a un ser que tuvo las «agallas»  de ser él mismo, que se liberó de las cadenas de los parámetros sociales para mostrarnos cuan poderosas terminan siendo los efectos de las heridas de la infancia. 

Su historia, la evolución de su personalidad, su capacidad de aislar el pasado, su sentido de hacer justicia apagando a las súper estrellas, le instaló una resiliencia poco ortodoxa, su impredecible bipolaridad sexual y  una capacidad de bloqueo emocional. 
Todos... unos burdos mecanismos de defensa, costosos, difíciles de asimilar por el ciudadano común, repito costosos… muy costosos… pero necesarios para que un díscolo pudiera sobrevivir entre el músculo, el glamur y los flashes de la ultra conservadora y delicada NBA. Dennis tuvo los «riñones» de rebelarse contra el establishment, la disciplina paranoica del eficiente comisionado David Stern. Rodman ostenta un record (digno al menos de una mención en Ripley): ser el único en tener los «cojones» de invitar a pelear al todopoderoso comisionado... en una de sus tantas locuras. 

UN ARSENAL PSICOLÓGICO
«La guerra es un acto de violencia que intenta obligar al enemigo a someterse a nuestra voluntad».
Carl von Clausewitz

LOS METAMENSAJES DE DENNIS:

o   La negación«Ni se les ocurra pensar que he sufrido»
«Durante años me he sentido como la principal prostituta en un club de lujo. Pero al resto de chicas les pagaban más que a mi»
o   El aislamiento«No hay dolor ni hay emociones, ni afectividad, ni amigos»
«La muerte siempre ha estado muy presente en mis pensamientos. Muchas veces tengo la sensación de que alguien podría aparecer y matarme en cualquier momento»
o   La huida hacia adelante«No me importa cuánto les importa… vamos a disfrutarlo y punto»
«Me da exactamente igual si tengo que defender a un tipo que tiene el virus del VIH. Le voy a sacudir de todas formas»
o   La racionalización: «El mundo pertenece a los que se atreven a los que arriesgan»
«He gastado mucho dinero y he estado con muchas mujeres. Pero nunca he dejado de tener la mente puesta en el baloncesto»
o  La creatividad«Expreso lo indecible con mi cuerpo… el arte de generar las emociones que oculto, que tengo reprimidas y vaya que les he divertido».
«Dicen que Elvis está muerto. Yo les digo que no, que le tienen justo delante. Elvis no ha muerto, sólo ha cambiado de color».

Todos esos recursos psico-emocionales le facilitaban a un ser traumado como Dennis desafiar al mundo que lo habia mantenido aislado, es una venganza subconsciente a esa EXCLUSIÓN DE SER UN ANÓNIMO ENTRE MÁS DE 40 HERMANOS. Esa  “anestesia” le  disminuía el sufrimiento, la vergüenza de haber sido víctima, el sentimiento de minusvalía (por la preferencia de su madre por sus hermanas), de no ser el mismo, de no ser como los demás. Dennis se erigió como el pirata blandiendo su sable en la proa del barco que la sociedad “decente” quería hundir con sus poderosos cañones morales.

Amigo lector, nunca conseguimos eliminar del todo los problemas, siempre queda una huella, Dennis encontró una extraña brújula para darle otro giro, más divertido… horrible para los puristas, pero hermosa y dotada de sentido: reposando una pierna sobre la mesa de la conservadora América y la otra pierna sobre el escritorio del Comisionado David Stern.

Dennis es un ironman. muchos otros en sus mismas circunstancias de crianza, se hundieron o quedaron paralizados… heridos de por vida, encarcelados o murieron. Transformó sus heridas en poesía, en movimiento, en controversia… en emociones (la PNL refiere que no hay emociones buenas ni malas son solo emociones).

LA NBA PERDONA... UN MOMENTO DE LOCURA
«Los seres más sensibles no son siempre los seres más sensatos» Honoré de Balzac

Cuando los críticos sean menos sarcásticos, incrédulos y moralizadores nos sorprenderá ver como las victimas como Dennis, encontrarán el camino para transformar el dolor en una obra humana.

Rodman tenía su particular locura, -blanco de cientos de criticas y un implacable centrimetraje- que con el paso del tiempo fue su peor enemiga y le consumió por dentro. Aun así, sus tremendos méritos deportivos fueron capaces de inclinar la balanza a su favor, y en el año 2010 fue elegido como miembro del “Hall Of Fame”. En un último suspiro de cordura, no acudió a la ceremonia como había prometido (desnudo) y..., entonces, acompañado por Phil Jackson… rompió a llorar al igual como lo hiciera cuando fue nombrado mejor defensor hacía dos décadas. Entre lágrimas y mostrando su lado más humano y sentimental, pidió perdón a su madre por haber sido un mal hijo, agradeció a sus entrenadores haber sido como padres para él, y lamentó no haber sido un mejor ejemplo para la sociedad.
Al año siguiente los Pistons retiraron su número 10. La sombra de la turbulencia le acompañó donde quiera que iba: Un sórdido romance con Madonna, un accidentado matrimonio con Carmen Eléctra, violentos altercados dentro y fuera de la cancha, más de 70 visitas de la policía a su domicilio en un año, acudir a la presentación de su biografía vestido de novia, rotundas declaraciones salidas de tono y una interminable lista de polémicas, rodean la peculiar carrera de Dennis Keith Rodman, el último depredador defensivo de la historia de la NBA.
Para las nuevas generaciones de aficionados al baloncesto, no sé que tanto conozcan a Dennis Rodman, sin duda alguna, debe resultarles algo difícil de asimilar el hecho de que un revoltoso quien no ha sido precisamente un modelo de conducta, haya sido«inmortalizado» y tenga su número retirado en el tope de un gimnasio NBA. 

Acá solo me limito a iluminar un poco a ese respecto, intentaré convencer - y no me cansaré- a los más escépticos de que «El gusano» fue un gran personaje y es digno de escritos como éste y otros más por haber forjado su camino a pulso, por derecho propio… libre de estereotipos.

EL QUE ESTE SIN PECADOS QUE ARROJE… LA PRIMERA BOLA
«La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido».
Friedrich Nietzsche

Seria sencillo hablar de las virtudes de Dennis en el plano netamente deportivo, pero como consultor en conducta es imposible no dejarse arrastrar, con real fascinación por la personalidad de Rodman, una vez que vamos descubriendo peculiares circunstancias de su vida, ocultas o desconocidas para muchos y que sería injusto no referenciarlas, a riesgo de profundizar la ya enorme incomprensión de sus acciones.
Era un error grave intentar entender, atacar o justificar a Dennis Rodman, simplemente había que disfrutar viendo a éste espécimen irrepetible. A LeBron James, a Kobe Bryant y ahora a Stephen Curry muchos los comparan con Michael Jordan. Pues, no ha surgido nadie que ni si quiera se le acerque en nivel de estridencia a Dennis.
Abandonado por su padre, Philander Rodman, a la temprana edad de 3 años, Dennis se crió en un suburbio de Dallas llamado Oak Cliff, considerado como una de las zonas más peligrosas por entonces. Su papá, ex piloto de combate y veterano de Vietnam, abandonó a su familia para radicarse en Manila, donde ha reconocido tener unos 28 hijos, aunque el propio Rodman asegura tener aproximadamente unos 40 hermanos.
Su madre, Shirley Rodman, nunca tuvo muchos reparos en reconocer su predilección por sus dos hijas Debra y Kim, un duro y repetido golpe a la autoestima del frágil Dennis, el cual si sentía mucho apego por su madre.  La violencia de los suburbios unido a una desbalanceada crianza entre mujeres, tuvo un gran impacto en su introvertida personalidad y, en sus relaciones con los demás. Tendencia que incluso hizo sospechar a Shirley, su madre, que era homosexual -así ella se lo hacia saber en airadas reprimendas-, pues se mostraba especialmente tímido con las mujeres. Probablemente el hecho de crecer en el seno de una familia desestructurada, 75% femenina y cuya referencia paterna era la de un prolijo semental, extremadamente macho, le estuviese pasando factura emocionalmente.
Mientras sus hermanas eran exitosas All-American en el baloncesto y bendecidas por Shirley Rodman. Dennis era objeto de fuerte rechazo porque a sus 16 años, solo medía 1.75m y tenía un cuerpo bastante enclenque. Fracasaba por sus limitaciones físicas y era cortado en sus equipos del instituto de básquet y fútbol americano (la gloria para los adolescentes afroamericanos). Frustrado, decidió buscar un empleo, llegando a trabajar como conserje nocturno en el Aeropuerto Internacional de Dallas, donde tendría su primer coqueteo con la ley, al ser arrestado por robar unos relojes en una de las tiendas del aeropuerto. Dentro del perfil justiciero y generoso de la personalidad de Dennis, los relojes eran para regalárselos a unos amigos. Fue arrestado y obligado a recuperarlos y devolverlos para que fuesen retirados los cargos. Su accidentada vida ya repercutía por entonces, bastante en su comportamiento, dando pequeños «trailers» de lo que seria la película de su vida.
Entrando a sus 17 años, dio un sorpresivo estirón de 27 centímetros, convirtiéndose en un atlético basketero de un físico prometedor… pero, sus malas calificacines producto de su escasa motivación por los estudios, sumado a las carencias afectivas y sus dificultades para mantener la disciplina, acabaron con su fugaz luna de miel universitaria, que apenas duró un semestre. Regresó a su casa, que por aquel entonces ya, era la calle, pues su madre hacía tiempo que lo había botado de la suya. Con 22 años, Dennis lavaba coches en un concesionario de Oldsmobile y dormía en las aceras con sus amigos. Dennis nunca abandonó el baloncesto y continuó jugando… en la calle, donde por las circunstancias, pronto comenzó a forjar su carácter duro y pendenciero. No fue fácil, pues no tenía ningún domicilio reconocido, pero los avispados ojeadores de la Southeastern Oklahoma State University, que se patearon las calles de Dallas, encontraron a aquel jugador callejero del que todos hablaban en el vecindario y le ofrecieron una beca para jugar al baloncesto en su universidad. Rodman aceptó la oferta de inmediato, pues el hecho de disponer de cama y comida, mejoraba bastante su precaria situación en esa oportunidad.

LA VERSIÓN BALONCESTISTA DE UN ENTERRADOR
«La NBA se cree que si un equipo te paga, le perteneces las 24 horas del día» Dennis
Dennis encarna lo que en los deportes y la política llaman como haters (odiadores, en ingles) en este caso, sus cañones enfilaron hacia uno de los iconos modernos de la meca del baloncesto universal: la NBA.
Hace ya cierto tiempo, Rodman mostró su desacuerdo con la tesis de que LeBron James pudiera llegar a ser un jugador del nivel de Michael Jordan«En los ochenta y al principio de los noventa LeBron habría sido un jugador del montón, uno más. Lo que hacía Michael eran palabras mayores, una cuestión de carisma. LeBron es muy bueno, buenísimo si quieres, puede ser. Pero no se le puede comparar con Jordan. Eran otros tiempos. LeBron ha llegado en el momento perfecto para él, la «NBA blanda», Michael lo hizo cuando todavía se podía pegar a la gente, empujarla, tirarla al suelo... Ahora la gente no hace más que lloriquear cuando le hacen una falta...»
Obviamente, en el machismo existe y convive una importante carga de violencia que puede manifestarse de manera física o verbal en especial contra aquellos atletas talentosos como LeBron James capaces de mostrar la otra cara de la moneda. La historia bonita y que pone en evidencia a seres como Rodman. Los caballeros como LeBron James son aviones que vuelan muy alto y los enemigos de ese modelo como Dennis, simplemente harán lo imposible por derribarlos. El machismo es una especie de feminismo con los cables invertidos, decía el padre del psicoanálisis...  un tal Sigmund Freud.

LA MADERA EN MEDIO DE DOS RASCACIELOS
«A veces me he puesto medias de mujer debajo de la ropa. Pero lencería no, jamás» Dennis

Se denomina como machismo a aquella tendencia, actitud, comportamiento que alguien despliega, y en la que prevalece la discriminación y la desvalorización del universo femenino, como consecuencia de considerar que las mujeres son inferiores a los hombres. Ahora bien, vale destacarse que aunque tradicionalmente ha sido un comportamiento desplegado por los hombres, también es posible encontrar muestras y expresiones de machismo en las mujeres, especialmente en aquellas que han sido criadas en el marco de una cultura machista en la cual se considera superior al hombre. Damas como la Checa Martina Navatrilova (Tennis) y la de Texas Sheryl Swoopes (Baloncesto WNBA) no tuvieron tapujos en admitir su gusto por personas de su mismo sexo, a la luz pública.

Los padres tienen una gran influencia en nuestro carácter: «Lo que no quiero es convertirme en un jugador blando. No hay nada peor que se le pueda decir a un jugador de baloncesto» Ese rasgo macho heredado de su padre, el rudo y fecundo semental de sus 40 hermanos, quien al ver a su «hijo» por televisión vestido de mujer... voló de Manila y lo persiguió para caerle a golpes, para enseñarle a ser un «hombre». Gracias a los guardaespaldas evitaron ese frugal contacto paterno.

La NBA colapsada por tantos problemas de drogas, arbitrales, apuestas, excesos callejeros e indisciplina, bajo las riendas de David Stern, el más visionario y exitoso comisionado de su historia, fueron implacables cerrándole los espacios a las excentricidades de Dennis y similares, él mismo se negó a«domesticarse» dentro de los acartonados códigos de la glamurosa mejor liga del mundo.
Dennis caminaba y al parecer, aun, camina sobre una delgada madera entre dos rascacielos, donde una torre es el mundo y el otro edificio… sus «demonios internos».



UN EPISODIO DE SEXO HERTZIANO

«La crueldad es la fuerza de los cobardes» Proverbio árabe

A Dennis simplemente le encantaba pintar los sucesos de su vida con un gran pincel y su enorme y atlético cuerpo se constituyó en una oportunidad dorada de hacerlo. Vale nos paseemos por esta anécdota:

Llamó a una emisora mientras mantenía relaciones con una mujer
Escándalo sexual en directo de Dennis Rodman durante una entrevista:
Dennis Rodman por su infantil déficit de atención, siempre buscaba sorprender con un escándalo... peor, para muestra sus problemas con la justicia, sus orgías y hasta sus participaciones en los encierros de San Fermín (lleva toros tatuados en sus pectorales en homenaje).
El carismático ex jugador a un click de sus 55 años, nos tiene acostumbrados a sus numerosas y publicitadas locuras, pero ésta pasó al siguiente nivel. -transcribo-
A mediados de Noviembre de 2010, el popular «Gusano» llamó a una emisora de radio de Miami para que hablar sobre la crisis de los Heat de LeBron, (su obsesión, elchico bueno, la estrella de la NBA «Blanda») y a los pocos segundos la entrevista deportiva promovida por él mismo, se convirtió en la retransmisión radiofónica en directo de una experiencia sexual que estaba teniendo en esos mismos instantes.
Según se aprecia en la grabación el periodista Jorge Sedano se percata de que Rodman está recibiendo sexo oral mientras habla con él.
Le pregunta sin tapujos al respecto y hasta se escucha de fondo a la acompañante de «El Gusano», cuyo nombre era Teresa.
«¡Esto es impresionante! Estoy tan metido en el acto, amigo...», fue una de las muchas expresivas y descriptivas intimidades que soltó Rodman al aire.
Sorprendido por la actitud de Dennis el periodista le preguntó «¿por qué demonios me has llamado si ahora mismo estás haciendo el amor con una chica?». 


DENNIS RODMAN ENTRENADOR DE LOS NEW YORK KNICKS

«La NBA no es precisamente el entorno más adecuado para inculcar la generosidad. A pesar de que se trata de un deporte en el que participan cinco jugadores, la cultura que lo rodea fomenta los comportamientos egoístas y resalta los logros individuales más que los vínculos entre los integrantes del equipo». Phil Jackson

El exjugador envió un mensaje a Phil Jackson desde las redes sociales
09.02.2016 | 18:02
Denis Rodman, durante un partido de exhibición. REUTERS
@superdeporte_es Dennis Rodman se ha ofrecido a entrenar a los New York Knicks tras el despido de Dereck Fisher del banquillo del equipo de José Manuel Calderón. El mítico exjugador de los Detroit Pistons Chicago Bulls, entre otros, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter ofreciéndose como candidato a dirigir al equipo de Carmelo Anthony o Kristaps Porzingis entre otros.
«Hey Phil Jackson y Knicks. Tengo un currículum bastante decente en la pista y puedo entrenar. Estoy disponible. Llamadme», escribió el excéntrico exjugador de la NBA. En este sentido, no parece que Phil Jackson, presidente de operaciones del equipo de Nueva York, vaya a tener muy en cuenta la oferta de Rodman.

LENTO Y FEROZ COMIENZO… EN DETROIT

«Los deportes son importantes para mí, porque jugaron un papel vital en mi vida. Me sacaron de la calle cuando me estaba metiendo en problemas y era arrestado. Los deportes me enseñaron el compromiso y el sacrificio, me enseñaron el trabajo en equipo». Dwayne Johnson

«El Gusano» creció en medio de la marcada ausencia de figura paternal pero tuvo en Chuck Daly, Gregg Popovich y Phil Jackson más que unos padres, los tres con estilos controversialmente diferentes. Chuck decía: «Mis jugadores son unos perros… dirigidos por otro perro». Phil evocaba a la dimensión espiritual del baloncesto y Gregg Popovich es un desenfadado que no tiene pelos en la lengua para vacilarse a la prensa y retar a todo el mundo descansando a sus estrellas en juegos donde se disputan records o de gran importancia para muchos. Para Greg todos  son «un partido más».

Phil Jackson debió establecer ciertas concesiones particulares, entre las que destacaba el prestarle una atención especial, como hizo en su día Chuck Daly, a efectos de poder ejercer una relativa autoridad sobre él. Más que como entrenador, tenía que ejercer como un padre. Jackson quería controlarle pero no aplacarle, los Bulls necesitaban la figura del jugador provocador y pendenciero al que todos temían en mayor o menor medida, y que ejercía una atracción mediática tremenda. En palabras del propio Rodman: «No tenían ningún problema conmigo por ser salvaje y loco cuando se trataba de llenar los pabellones».

Sin embargo hubo un mentor que endureció sobremanera el carácter del tímido e introvertido Dennis: el auténtico «Bad Boy» por excelencia, Bill Laimbeer. Siendo Bill hijo de un adinerado presidente de una empresa de venta de diamantes, B.L. aseguraba que jugaba únicamente por placer, pues no necesitaba el dinero. Esta circunstancia respaldaba poderosamente la personalidad insensible, agresiva y provocadora que le caracterizaba, pues realmente tenía poco que perder.

Pero Laimbeer también tenía buenas cualidades entre las cuales destacaba una impresionante habilidad para posicionarse a la hora de coger los rebotes, y cerrar a sus rivales el acceso a la lucha por los mismos. Rodman supo combinar su atlético físico con las enseñanzas de Laimbeer y se convirtió en un auténtico monstruo reboteador, así como un defensor e intimidador imperturbable. La principal aportación de Rodman al equipo consistía en anular a sus rivales, ya fueran grandes o pequeños. No tenia tapujos (como Popovich) al expresar: «Cuando veo a Shaquille O’Neal jugar no me impresiona. Me da la sensación de que él no significa nada especial para nadie» OJO: SHAQ mide 2:16mts y pesa 150 kgs... un real ejercicio de su afinada capacidad para distorsionar la realidad.

Rodman reinventó una versión personalizada de la dureza de los Pistons y la elevó a la enésima potencia. Pero el impacto del juego de Dennis trascendía mucho más allá de lo que registraban las estadísticas. Los tremendos y eficaces bloqueos en ataque, el desgaste físico y psicológico que provocaba en sus rivales y su pasmosa imperturbabilidad, generaba una cantidad de ventajas que eran aprovechadas por sus compañeros. El factor «Gusano» comenzó a ser un molesto handicap para todos los equipos que se enfrentaban a ellos, un problema con difícil solución, pues nadie estaba preparado para contrarrestar a un jugador de semejantes características. Dennis fue el Steph Curry defensivo de los 90: determinante y nadie sabía cómo contrarrestarlo.


PERFIL EMOCIONAL


«Había una niñita que tenía un ricito en medio de la frente; Y cuando era buena, era muy buena. Y cuando era mala, era horrorosa» .Henry Wadswoorth Longfellow

En las primeras páginas de su libro «Some Men Are More Perfect tan Others», Merle Shain describe a un hombre que abandonó todo lo que había construido durante toda su vida –familia, estabilidad financiera, carrera profesional- en nombre de un amor sincero y tortuoso.

Dennis hace carne la determinación a abandonarlo todo, ese evasivo arrebato es el mejor de los premios para un controvertido como «El Gusano». La pasión y sus parientes cercanos –la expectación, la agitación, el entusiasmo, el deseo, la excitación sexual- son la sangre de las arterias de tipos como Dennis. Sujetos que de alguna forma alimentan nuestra energía y disparan nuestra imaginación. Incluso sus intensos opuestos –odio, miedo, furia, espanto- son preferibles a la alternativa de renquear diariamente a través del aburrido desierto emocional de una vida ordinaria.


Dennis es el galán de la novela para quienes anhelamos la montaña rusa de la emoción, que convierte esta vida en blanco y negro en una comedia viva y colorida. El hombre o la mujer que anhela el dramatismo, que crea drama y se nutre del drama, es la persona que añade color a nuestras vidas… todos en el fondo aspiramos tener una vida apasionada… pocos nos atrevemos.


Rodman se veía atrapado en un ciclo inexorable que oscilaba entre el dolor, la incertidumbre de sentirse inferior. Los aplausos y gimnasios llenos que reforzaban el globo tranquilizante de su falso complejo de superioridad y la sed de venganza contra los superdotados y... contra esa nada sutil «todopoderosa e injusta sociedad blanca» ‘construida’ en su subconsciente.

Si los Pistons basaban su formato de juego en la contundencia física y psicológica, Dennis era experto en dar aún una vuelta de tuerca más a ese polémico estilo.

SU ETIQUETA PSIQUIÁTRICA: HISTRIÓN

Este tipo de jugador híper excéntrico y resentido, le cuesta tener en cuenta la sensibilidad porque siempre está buscando la emoción. No les importa lo que piensen de ellos en el vestuario, tienen tanta energía que terminan arrastrando a todos a jugar a su nivel de intensidad.
·     Se sienten más vivos, más ellos mismos cuando son presa de emociones intensas. Sin esa fuerza poderosa, la vida les parece pálida. Tienden a aburrirse con facilidad y buscan escapar de la apatía a través de intensas y atrevidas actividades llenas de emociones.
·      Cuando logran crear dramas en su mundo, lo hacen. Pueden apoyarse en vestidos elegantes, en la murmuración, la intriga el riesgo físico, la fantasía, la confrontación, el gasto excesivo,  las drogas, el alcohol.
·      «No me gusta, no lo necesito, los puntos no me emocionan… pero alguien debe poner en su lugar a esos tipos que dicen que son super dotados» era su credo. Dennis aun sigue siendo un impacto, al punto que le atribuyen los tatuajes y el pelo teñido como el rincón rebelde del baloncesto en el mundo.
·  Dennis sacudía a las masas como un «Flautista de Hamelín en clave de Baloncesto» era (posiblemente lo siga siendo)una pez en el mar de sus fantasmas internos -sin él saberlo-, una víctima -no importa si a algunos les desagradaba su vehemencia- convertida en protagonistas de nuestro natural derecho a destacar –o eso era su convicción- en la cancha y en las calles, como un perro acorralado, de un contexto de carencias, incrustadas en su ADN, configuradas a fuego lento en el crisol de su difícil infancia.

CALIBRACIÓN PSICO-EMOCIONAL

«Tendremos el destino que nos hayamos merecido» Albert Einstein

Recientemente Steve Kerr, flamante entrenador de los galácticos Golden State Warriors, el equipo sensación del presente en la NBA, dijo sin tapujos: «Draymond Green tiene la intensidad de Dennis Rodman… esa energía especial que evita que decaigamos en los momentos duros de la competición».

Somos un error de la talla de los caudillos elegidos: enfermos de gloria y ego, intoxicados de resentimiento, frenéticos, deslucidos en su hacer. Su fugaz matrimonio con Carmen Electra y posterior relación tormentosa, plagada de infidelidades mutuas y denuncias por peleas conyugales, unido a sus primeras apariciones en películas, de la mano de Jean Claude Van-Damme, eclipsaron al jugador... devaluando su juego casi por completo. Aquella personalidad exhibicionista y excéntrica que Chuck Daly fue capaz de dominar y Phill Jackson de exorcisar, había aflorado del todo, convirtiéndole en un ser grotesco, abusador e incómodo. A la vez, la esencia del grandísimo jugador que había sido en el maderamen, iba desvaneciendose poco a poco ante la atenta mirada de las cámaras de Hollywood.


LONG LIVE TO THE… WORM
«Los monstruos son reales y los fantasmas también son reales. Ellos viven dentro de nosotros, y, a veces..., ellos ganan». Stephen King

Me gustaría dejarlo ahí y no añadir ningún dato más sobre la vida de Rodman, que no sea recordar sus tremendos logros deportivos, entre los que destacan como adelanté al principio: cinco (5) anillos, dos (2) veces mejor defensor y unico, hasta el presente, siete (7) veces consecutivas máximo reboteador, además de diversos records individuales. 

Es secundario lo sucedido después, pues mi principal intención era hacer justicia al gran jugador que fue Dennis Rodman y rendir el merecido tributo al defensor más duro que ha conocido ésta liga, cuya tenacidad y capacidad de luchar  contra quien fuese necesario, le convirtieron en el último gran guerrero de nuestra era y así le recordaré siempre. 
Como dije anteriormente, intentar comprender a Rodman era inútil, lo único que podíamos y debiamos hacber hecho era disfrutarlo, y por suerte yo tuve ese placer viéndolo personalmente, siguiéndolo por televisión y estudiándolo… como me disfruté cada coma de este escrito. 

POST DATA
Todos tenemos cromosomas Y y X, algunas personas sus traumas de la infancia los llevan a rechazar su sexo original, a otras a aprovechar las eventuales ventajas de cualquiera de ambos sexos, según sea la circunstancia. Dennis mostraba dotes de genio... sabia elegir cuanta carga de feminidad requería para vengar su carencia afectiva, cuanto de macho en la cancha o de niño travieso fuera de la NBA. Ante las cámaras Dennis se convertía en el conejillo de indias capaz de beber el elixir de la euforia de los aplausos, el delirium de los extraños y la voracidad de los medios... como el vengador anónimo de los excluidos. Aunque a Dennis, el conservador David Stern no le permitió usar el número 69 en su camiseta NBA... el mundo Gay en algún momento deberá considerar un nuevo Hall de la Fama y de seguro Dennis estaría fascinado de inaugurarlo o de colgar su camiseta en lo alto, si hay alguna cámara cerca... aunque después Philander Rodman vuelva a volar, desde Manila,  para golpearlo... para hacerlo un... verdadero «hombre»

Lo disfruté... espero que tu tambien. Mi abrazo

CAJA de HERRAMIENTAS

¿Qué hacer? La PNL ofrece estrategias psicológicas técnicas de efectividad comprobada para «convertir» en el corto y mediano plazo toda esa distorsionada energía en productiva, desmontar paradigmas perversos y lograr personas y equipos competitivos y saludables a cualquier edad. 

Con este perfil conductual: No hay fórmulas universales, hay que calibrar primero al«paciente» y su contexto, pero suelen funcionar: terapias de choque, intervención de estructura profunda, anclajes y reversión actitudinal, entre otras.                   
Un coach con experiencia en proceso psicoterapéuticos (cual el psicólogo Phil Jackson y los sociólogos Jim Boheim y Steve Kerr entre muchos otros), pudiera aprovechar todo ese talento, esa energía, podrá «exorcizar» esos demonios internos con más ventajas que muchos entrenadores o maestros sin estudios o herramientas emocionales de apoyo.  Sería de gran utilidad en selecciones y equipos de alta competición, de hecho muchas organizaciones famosas de las ligas élite en el mundo lo vienen adoptando con creciente frecuencia.
Por Elie Marrufo
Mi libro Trabajo en Equipo




Próximo Perfil Controversial: Gilbert Arenas... el Agente Zero




0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...