r

Legionarios

Seguimiento a los jugadores venezolanos en el exterior, tanto en el baloncesto colegial como en el profesional. .

Selección Nacional

Noticias de nuestras Selecciones Nacionales en todas sus categorías

Liga Profesional de Baloncesto

Todos los resultados y las noticias de la principal liga de baloncesto de nuestro país

Opinión

Nuestros columnistas nos traen diferentes temas de discusión de nuestro baloncesto

Entrevistas

Conozcan a los jóvenes valores que en poco tiempo serán las estrellas de nuestro baloncesto, tanto en Venezuela como en el exterior

martes, 2 de junio de 2020

Moses Malone, el rey de los rebotes ofensivos que dominó el principio de la década del 80 en la NBA

Martes, 02 de junio del 2020.
El pívot fallecido en 2015 fue una presencia dominante en la pintura de las canchas de la mejor liga del mundo durante la década del ochenta. MVP en tres oportunidades y campeón en 1983, era un hombre silencioso, pero que intimidaba rivales con su presencia.
3 veces MVP, 12 veces All-Star, 8 veces All-NBA (cuatro de ellas en el primer quinteto ideal), 6 veces líder de la liga en rebotes, campeón y MVP de Las Finales en 1983, dueño del récord histórico de rebotes ofensivos e incluido dentro de la lista de los 50 mejores jugadores de la historia presentada en 1996. El de Moses Malone es un nombre gigante en la historia de la NBA, con tanto dominio como intimidación sobre sus rivales con sus 2,08 metros.
Nacido un 23 de marzo de 1955 en Petersburg, Virginia, Malone se crió sólo con su madre Mary, ya que era hijo único y su mamá echó de la casa a su padre por su alcoholismo. Quizá eso lo hizo ser una persona de pocas palabras, muy callado, a la que apenas se le entendía cuando hablaba. En la previa de los Playoffs de 1983 le pidieron un pronóstico y sólo dijo: "Four, four, four" (cuatro, cuatro, cuatro), refiréndose a que sus Philadelphia 76ers barrerían a los tres rivales que tendrían camino al título. No estuvo lejos: vencieron 4-0 a New York Knicks y a Los Angeles Lakers, apenas perdiendo un partido frente a Milwaukee Bucks en las Finales de Conferencia.
En esas épocas Malone ya era toda una estrella de 27 años, pero no le costó mucho tiempo llegar a ser una. Cuando era un adolescente dominaba en el básquetbol escolar y, en su tiempo libre, tenía permitido ir a jugar a una prisión cercana contra los reclusos"Ahí es donde fui a la universidad" decía Malone, que desde chico se formó con un estilo muy agresivo que sería el sello de su carrera.

De prodigio a MVP


En 1974 fue un pionero, al ser el primer jugador en saltar directamente desde la escuela secundaria hasta el básquetbol profesional: firmó un contrato de cinco años y un millón de dólares con Utah Stars, franquicia de la ABA. Todavía era "flaquito" (pesaba menos de 100 kilos), pero con apenas 19 años promedió 18,8 puntos, 14,6 rebotes y 1,5 tapones por partido, siendo elegido en el quinteto ideal de novatos de la excéntrica liga que intentaba competir con la NBA.

La campaña 1975-1976 de la ABA fue tumultuosa y terminó con Malone pasando a Saint Louis Spirits por unos partidos a cambio de una deuda y algunos equipos de la liga, que dejo de existir, uniéndose a la NBA. Con el quinto pick de un Draft para los jugadores de la ABA que habían quedado en libertad de acción, Portland Trail Blazers eligió a Malone, pero como tenían a Maurice Lucas y Bill Walton, decidieron traspasarlo a Buffalo Braves antes de que haga su debut. Los de Oregon terminarían siendo campeones en aquella temporada y Moses apenas duró dos partidos en Buffalo: enojado por no tener minutos, se fue traspasado a Houston Rockets a cambio de dos elecciones de primera ronda de futuros Drafts.
Malone, de 21 años, se estrenó en la NBA promediando 13 puntos y 13 rebotes y empezó a sembrar terror en los tableros: tomó 437 rebotes ofensivos, por entonces un récord de temporada para la NBA. En su segunda campaña, ya con un físico enorme, se estableció como estrella: 19,4 puntos y 15 rebotes (6,4 en ataque) por partido y nominación para el All-Star Game.
Una fractura por estrés en el pie derecho lo dejó fuera del final de la temporada 1977-1978, pero al año siguiente Malone regresó en modo súperestrella y se quedó con su primer premio de MVP: 24,8 puntos y 17,6 rebotes por partido, números dignos de un videojuego. Sus estadísticas ofensivas continuarían en ascenso, hasta llegar a los 31,1 puntos y 14,7 rebotes de promedio en la campaña 1981-1982, cuando obtuvo su segunda corona de MVP.
Sin embargo, a pesar de ser un jugador imparable en épocas de pivotes dominantes, en cinco años en Texas, Malone no pudo darle un anillo a los Rockets. Estuvo cerca en la temporada 1980-1981, en la que alcanzaron las Finales de la NBA: terminaron la temporada regular con récord negativo de 40-42, pero esos Rockets en los que Malone tenía muy poca compañía (apenas un ya veterano Calvin Murphy se destacaba un poco en la base) fueron la sorpresa de la postemporada gracias a un rendimiento brillante de Moses. En las Finales los Rockets comenzaron ganándole 1-0 a los Boston Celtics de Larry Bird, que tenía menos experiencia profesional pero casi la misma edad que Malone, pero finalmente los de Red Auerbach se impusieron por 4-1.

Philadelphia, su época más dorada.


Para la 1982-1983 Malone se fue a Philadelphia 76ers, que en las Finales del 82 había caído contra la presencia interior de Kareem Abdul-Jabbar y Los Angeles Lakers. ¿El desafío para Malone? Ser la llave que permita dejar atrás a un mito como Kareem en unas hipotéticas Finales de 1983. ¿El resultado? Un 4-0 de Philadelphia a los angelinos, con Moses promediando 25,8 puntos, 18 rebotes y 1,5 tapones para hacerse con el premio de MVP de las Finales, el que sumó al de MVP de la temporada regular 1982-1983 (24,5 puntos, 15,3 rebotes y 2 tapones por partido).
Su estadía en Philly no fue muy larga: apenas duró tres años más, en los que fue All-Star pero no logró devolver a los Sixers a las Finales a pesar de que a la dupla de Malone y Julius Erving se sumó un rookie llamado Charles Barkley en 1984. Y entonces llegó un movimiento polémico: Malone fue traspasado a Washington Bullets a cambio de dos jugadores que terminaron siendo intrascendentes: Cliff Robinson y Jeff Ruland.
Malone, ya entrando a su cuarta década de vida, siguió promediando más de 20 puntos y 10 rebotes por partido en sus dos campañas en Washington, pero en un equipo algo limitado no pudo más que alcanzar la primera ronda de la postemporada. En 1988 se incorporó a Atlanta Hawks, buscando ser el ladero ideal de Dominique Wilkins. Allí llegó a su último All-Star Game a los 33 años, con estadísticas de 20,2 puntos y 11,8 rebotes por partido siendo así el único jugador en la historia de la NBA que promedió al menos 20 tantos y 10 recobres con cuatro equipos distintos. Pero en Georgia tampoco alcanzó a ir más lejos de la primera ronda y se despidió del básquetbol de postemporada.

Las últimas páginas de su carrera


Milwaukee fue, en la 1991-1992, la última casa que lo vio en esplendor: como pivote titular del equipo aportó 15,6 puntos y 9,1 rebotes a los 36 años en su temporada número 18 como profesional. Pura vigencia, llegando dos veces incluso a convertir 30 tantos en un partido. Una lesión de hernía discal lo marginó de casi toda la campaña 1992-1993, en la que sólo disputó 11 partidos, pero no podría retirarlo.
Todavía le quedaba un último capítulo en Philadelphia, la ciudad que lo amó, como recambio del rookie Shawn Bradley desde el banco. Finalmente la despedida del básquetbol profesional sucedió en San Antonio Spurs en la 1994-1995, jugando 17 partidos entre noviembre y diciembre de 1994, antes de cumplir 40 años. Alcanzó a ser el último "sobreviviente" de la ABA, que hace más de 18 años que ya no existía.
"Cualquiera puede tirar desde lejos, yo voy directo al aro", decía Malone. Esa agresividad lo llevó a ser seis veces el máximo rebotero de la NBA, a ser el dueño de las tres temporadas de un jugador con más rebotes ofensivos (587 en 1979, 573 en 1980 y 558 en 1982, números a los que sólo Dennis Rodman se ha acercado un poco después de los ochenta) y a ser, entonces, el jugador con más rebotes ofensivos en la historia de la NBA/ABA: 6.731, más de 2.100 rebotes más que su escolta Robert Parish.
Doug Collins, ícono de los Sixers que no llegó a compartir equipo con Moses pero si a enfrentarlo, le habló a NBC sobre esa habilidad innata del pivote cuando Malone falleció en 2015. "No se elevaba demasiado, pero tenía un increíble agarre con sus manos y una gran percepción de para donde saldría disparado el balón."
Su camiseta número 2 ahora cuelga del techo del Wells Fargo Center, junto a otras leyendas como Allen Iverson, Julius Erving, Wilt Chamberlain o Charles Barkley. La 24 de Malone también descansa sobre el parquet del Toyota Center de los Houston Rockets. Menos de 15 jugadores en la historia de la NBA tienen sus dorsales retirados por dos franquicias y aún menos, ocho, ganaron al menos tres veces el premio de MVP: Kareem Abdul-Jabbar, Bill Russell, Michael Jordan, Larry Bird, Magic Johnson, LeBron James, Wilt Chamberlain y Mo.
El estilo de Malone, no demasiado espectacular, y su perfil bajo lo dejan un poco olvidado ante los demás, además de que su mayor lucimiento llegó cuando la NBA recién estaba despegando a nivel mediático, pero al pivote oriundo de Virginia hay que respetarlo como una LEYENDA con letras en mayúscula.
Leer más...

sábado, 30 de mayo de 2020

Conociendo a Sebastian Paz


Sabado,30 de mayo del 2020.

Saludos Sebastián, para las personas que aún no te conocen ¿podrías decirnos tu nombre completo, estatura, peso y en qué fecha naciste?

Saludos mi nombre es Sebastián Paz, mido 6′ 2 (1.88 m.) peso 160 libras (73 kg.) y nací el 28 de enero del 2003.

¿En cuál posición te desempeñas, a qué edad comienzas a practicarlo y de que parte del país naciste?

Juego en la posición point guard ( piloto) empecé a jugar en cuarto grado a los 9 años y nací en Caracas Venezuela aunque desde muy temprana edad mis padres emigraron a E.E.U.U.

Qué nos puedes contar de tus inicios en el deporte; ¿Quiénes son las personas que más han influenciado en ti?

En mis inicios mis formadores fueron Willy Diaz quien es el coach de High school y los Coachs: Don Kelbick, Louis Vives, Guillermo Díaz y por supuesto mis padres quienes han estado ahí en todo este proceso de formación como jugador.

¿Llegaste a practicar baloncesto en Venezuela?

Lamentablemente no. Sali desde muy pequeño de mi país natal solo tenía 7 meses y mi formación ha sido en suelo americano en su totalidad, pero espero algún día poder jugar allá.

¿Dónde estás jugando actualmente?

En un High School en Miami llamado “G. Holmes Braddock”. Ganamos el campeonato de distrito este año por primera vez en 30 años que tiene el colegio.

¿En que faceta de tu juego te destacas y cual crees que debes mejorar?

La parte de mi juego que destaco es en la creación de juego en hacer mejores jugadores a mi equipo y soy muy defensivo debo mejorar m ofensiva que no es mala, pero todos los días debemos mejorar.

El año pasado la organización “Latinos” realizo un Try out donde participaron varios chicos venezolanos. lograste ir?

Si gracias a Dios estuve presente en ese camp y pude codearme con jugadores venezolanos excelente experiencia con el coach Patricio Alerte.

Al parecer en el mes de Julio si la pandemia lo permite, hay un suramericano U19 ¿te gustaría ser tomado en cuenta y representar al país?

Claro que me gustaría ser tomado en cuenta seria un orgullo para mi.

¿Has llegado a hacerle seguimiento al basket venezolano?

Honestamente no, pero me gustaría aprender del basket venezolano ya que me gusto mucho lo que vi en el camp de Latinos.

¿Cuáles son tus metas, tienes ofertas de alguna universidad?

Mi principal meta es lograr a entrar en una universidad Div. 1 y he tenido varias conversaciones con distintos coachs pero aun no hay nada concreto.

¿Has participado en torneos AAU? Cuéntanos de esas experiencias.

Si tengo ya 7 años participando en los torneos con el equipo “South florida elite” estos torneos hemos obtenidos buenos resultados me han ayudado a mejorar mis deficiencias como jugador ya que son fuertes y exigentes.

¿Con que jugador podríamos comparar tu juego?

Yo trato de hacer mi juego como el del jugador de la NBA Chris Paul

Envíales un saludo a las personas que nos leen.

Un saludo a todos los seguidores gracias por la oportunidad y vamos a tratar de luchar por estar presente en la selección venezolana para obtener grandes resultados.



Por: Frank Bastidas
@sehablabasketdp
@frankbas17


Leer más...

viernes, 29 de mayo de 2020

Oscar Torres: “Yo iba a ser el sucesor de Omar Vizquel”

Viernes, 29 de mayo del 2020.



Óscar Torres compartió con los seguidores de la Liga Profesional de Baloncesto un repaso de su trayectoria deportiva.
De la mano de María Alexandra Bastidas, a través de las distintas opciones en redes sociales, la LPB continuó su ciclo de conversaciones con personalidades de nuestro baloncesto.
“Aprovechar todos estos momentos lindos”, así de sencillo y claro, el siempre positivo Óscar Torres describe la principal conclusión de su tiempo en cuarentena.
El jugador de 43 años conversó sobre su rol de ejemplo: “Los que estamos dentro de la cancha, los que jugamos profesionalmente, no nos imaginamos el impacto que tenemos en muchos jóvenes. Ser ejemplo de esos jóvenes que están comenzando y que en un futuro quisieran ser Carl Herrera como “Pepito” (Héctor Romero), como Greivis (Vásquez). Nuestra labor es tratar de ser lo mejor posible. Tratar de darnos a conocer internacionalmente. Porque cuando hacemos eso, llena de mucha esperanza y mucha alegría a muchos niños. Por eso me llena de mucho orgullo lo que logré en mi carrera, porque hay muchos jóvenes que quisieran ser como yo. Yo lo que hice fue trabajar día a día, tratar de superarme día a día. No conformarme nunca y los resultados se vieron dentro de la cancha”.
Según las palabras de Torres, lo que Venezuela ganó en un jugador NBA lo perdió en los diamantes: “Prácticamente me obligaron. Yo jugaba béisbol. Yo iba a ser el sucesor de Omar Vizquel. Jugaba shortstop, pero nunca llegué a tener la oportunidad de jugar en un equipo organizado. En el liceo, prácticamente me dijeron: Tú vas a jugar baloncesto. En el baloncesto lo complicado es que no hay muchas oportunidades para desarrollarse. Muchos jugadores de Caracas deben buscar afuera su desarrollo. A mí me tocó”, apunta el nativo de El Cementerio.
Y en esa búsqueda de oportunidades, el jugador con experiencia en Estados Unidos, Italia, Turquía, Rusia y España, enaltece el rol de los padres: “A veces muchos jóvenes no valoramos el hecho de que los padres nos acompañen en nuestros comienzos de carrera. ¿Sabes?, cuando estamos comenzando a veces los padres pensamos que ‘eso puede ser un ratico y después se le quita’. Mi papá siempre fue una persona que nos decía que teníamos que estudiar mucho y hacer todas las cosas lo mejor posible. Para mí, fue un orgullo lo que le hice vivir a mi padre y a mi madre. Mi papá era más suelto. Llevaba una bolsa de caramelos y entraba al gimnasio repartiéndolos. Hasta al camerino entraba con los caramelos a veces. Para los padres: No duden en apoyar a sus hijos en todo momento. El apoyo puede ser clave en los logros de los hijos. El apoyo es fundamental sobre todo en los momentos cuando uno se deprime, o te va mal en un juego”.
A sus 43 años de edad, Torres mantiene la forma física de su trayectoria como atleta activo: “Me acostumbré a entrenar fuerte. Mi mentalidad era siempre entrenar duro, porque sentía que me daba resultado. Era la única forma de aprovechar los años e ir evolucionando. Ahora para mí la comida es muy importante, el alimentarse bien es fundamental”.
Torres recordó sus inicios en estados Unidos, donde no pudo jugar en principio en la CBA (Continental Basketball Association) y debió ir a la IBA (International Basketball Association) con Billings RimRockers, a su llegada a Houston: “A mí me gustaba asumir el reto. No pensaba si hablaba inglés o si la ciudad me gustaba. Mi idea era seguir jugando y forjando mi futuro. Uno busca adaptarse en el momento y hacer lo necesario, además de mostrar el talento”.
“Mi esposa y yo actualmente estamos asociados y aprendiendo de los negocios de mercadeo en redes. Con la compañia Anway, que verdaderamente nos ha ayudado mucho. Además, estamos desarrollando una academia. Por el momento claro está, aún está detenida, pero estamos desarrollando videoconferencias y entrenando en la formación”. 
Atentamente.LPB
Leer más...

domingo, 24 de mayo de 2020

¿Craig quién?


 Sabado,23 de Mayo del 2020



Mucha gente que vio "TheLastDance" no sabría decir quién es este señor que en 1992, después del segundo título del primer "Threepeat", fue cortado por los Bulls y ningún equipo se interesó por él. ¿Por qué no hay ni un fotograma de Hodges en todo el documental? Es al menos raro que Craig Hodges, un jugador de 32 años con 10 de experiencia en la NBA, un 40% en triples, dos campeonatos de la NBA y tres torneos de triples ganados de forma consecutiva (único además de Larry Bird en lograrlo) desaparezca de la liga de un día para el otro.

 "Buscando la verdad", eran las cuatro palabras usadas por él para auto describirse en un cuestionario entregado a los jugadores por el departamento de RRPP de los Bulls. Esa verdad estaba para él relacionada con el activismo y el involucramiento en asuntos extradeportivos. El tirador fue titular al lado de Michael Jordan en todos los partidos de los playoffs de 1989. Entre sus compañeros, se ganó una reputación de tipo informado y con opinión política y religiosa, temas no muy presentes en un vestuario de la NBA. Por ejemplo, en 1991 fue uno de los pocos jugadores de los Bulls en manifestarse contra la Guerra del Golfo. Además, alentó a Jordan a romper con Nike e invertir sus millones en una marca propia y otros negocios que pudieran crear fuentes de trabajo para la comunidad negra. No era la primera vez que alentaba a Jordan a hacer algo más con su plataforma y visibilidad, por ejemplo, proponiéndole (y también a Magic) boicotear las Finales de 1991 (meses después del abuso policial a Rodney King en Los Angeles). Los dos le dijeron que era una locura.

El rol de Hodges como experto en la ofensiva triangular (fue dirigido por Tex Winter en la Universidad) podría haber aparecido en “The Last Dance”, como el hecho de que Jordan no fuera a la Casa Blanca con el equipo tras el campeonato de 1991. El 23 prefirió irse a jugar al golf, mientras Hodges se presentaba con un dashiki blanco y una carta que le entregó al presidente Bush, en la que la discriminación y la falta de oportunidades para la comunidad negra eran los temas dominantes. Phil Jackson le informó a Bush que Hodges era el mejor tirador de los Bulls, a lo que el presidente le preguntó lentamente (por si no entendía el idioma) de dónde era. "De Chicago Heights", respondió Craig y metió 9 triples consecutivos aun vistiendo un dashiki. La NBA se sintió avergonzada por Hodges, por su vestimenta y por la carta entregada a Bush. Su relación con el líder islámico Farrakhan (amigo de Muhammad Ali) fue criticada por varios altos mandos de la liga y se volvió un jugador señalado. Pero él seguía fiel a sí mismo.

 Después de ganar su tercer torneo de triples consecutivo en 1992, Hodges intentó aprovechar el foco luciendo su campera y gorra con la leyenda “UNITE” al aceptar el trofeo. Un saludo a la liga y su protocolo de vestimenta. Tras el primer partido de las Finales de 1992, el NY Times publicaba un artículo en el que Hodges criticaba el silencio de Jordan en temas sociales y políticos o por no opinar sobre la ausencia de dueños o entrenadores negros en la NBA. Sería el golpe definitivo a su carrera. Jordan se enteró por la prensa. En el siguiente partido, Hodges no jugó ni un minuto. Hasta el cuarto, donde jugó cinco no volvió a entrar (entre primera ronda y las finales de conferencia solo se perdió un partido). Nunca más volvió a anotar un triple para los Bulls. Los Bulls repetían como campeones y 16 días más tarde, Hodges se convertía en agente libre. El equipo no lo quería de vuelta, por lo que Jerry Krause le dijo: "Gracias por cuidar de los jóvenes, pero vamos a tener que dejarte ir". Ni uno de los otros 26 equipos de la NBA llamó. Tex Winter le dijo que si quería jugar, pensara en hacerlo en Europa. A Phil Jackson le pareció raro que ningún equipo llamara para preguntar por un gran tirador y jugador de equipo, que además no causaba problemas en el grupo. Fuera de la NBA a los 32 años por negarse a jugar el juego corporativo, Hodges estaba lidiando con las consecuencias. Cuando empezó la temporada 1992-93, seguía sin equipo y la NBA le comunicó que no iba a poder defender su tricampeonato en el torneo de triples del All Star Game. Le dijeron que no podía participar sin tener equipo, pero en 1989 el soviético Kurtinaitis fue parte y nunca jugó en la NBA. Sam Smith escribió en el Chicago Tribune cuestionando a la liga por su hipocresía y logró que Hodges participara. Con esta camiseta, el 14 quedó tercero. Respetado por su pares, Hodges también había sido un activo crítico del sistema de pensiones para ex jugadores, algo que le hizo ganarse el odio de los agentes (entre ellos David Falk, el de Jordan).

Su propio agente lo abandonó y ningún otro le atendió las llamadas. De Jordan, Hodges dijo: “Michael no se pronunciaba porque no sabía qué decir, no porque fuese una mala persona". De Pippen, al que intentó hacer leer sobre historia negra, recibió un: "¿Para qué necesito leer? Cobro seis cifras". Muy distintos. Hodges demandó a la NBA por discriminación racial y conspiración por sus expresiones públicas sobre asuntos políticos. La demanda fue desestimada. En 2005, Phil Jackson y Tex Winter lo llamaron para ser el entrenador de tiro de los Lakers, donde también estaba Pippen. En 2017 publicó su libro “Long Shot”. “Teníamos a un jugador cuya popularidad era mayor que la del Papa. Si los Bulls hubieran hablado en nombre del colectivo, el mundo hubiera escuchado. Hoy, Hodges entrena al equipo de la Rich East High School. Mientras el mundo habla de The Last Dance, Craig Hodges sigue preguntándose si Jordan lo dejó fuera del documental a propósito. “Pregúntenle a MJ", respondió a la prensa cuando le consultaron. "La mejor forma de poner a alguien en una lista negra, es haciéndolo invisible".


Leer más...

Greivis Vásquez una carrera de éxitos a pesar de las lesiones

Domingo, 24 de mayo del 2020.




Para los amantes del baloncesto esta vez les traigo la historia de un jugador que ha sido amado por muchos y odiados por otros, se trata del criollo Greivis Vásquez el tercer NBA de Venezuela.

Empecemos desde el inicio Vázquez inicio su carrera en el baloncesto en Caracas en las escuelas de JAR y en Bravos de 23 dos escuelas muy conocidas a nivel nacional de donde han salido grandes jugadores venezolanos. Allí destaco como jugador en las categorías menores de la Seleccion Nacional para luego recibir una invitación para el campamento de Baloncesto Sin Fronteras donde han pasado  figuras como Leandro Barbosa, Nene Hilario, Dikembe Mutombo, Eduardo Najera entre otros.

Luego de su participación en el campamento Greivis recibe una beca para estudiar en los Estados Unidos en Montrose Christian School donde hace dupla con Kevin Durant dejando un record de 43 victorias y 5 derrotas, al terminar su paso por el colegio fue reclutado por la universidad de Maryland promediando en su primer año 9.8 puntos y 4.6 asistencias, segundo año 17 puntos y 6.8 asistencias, tercer año 17.5 puntos y 5.0 asistencias y finalmente en su ultima campaña 19.6 puntos y 6.3 asistencias para un total de 16.0 puntos 4.8 rebotes y 5.7 asistencias.

En su último año en la NCAA Greivis ganó el premio Bob Cousy que es un premio otorgado por Hall Of Fame al mejor base de la división 1 de la NCAA, los parámetros para recibir este premio son:

 - Reconocer la importancia vital del puesto en el equipo para el éxito del colectivo.
- Crear la oportunidad para maximizar el potencial colectivo del equipo.
- Liderar y dirigir a un equipo exitoso.
- Reconocer las bases del baloncesto: pase, dribling y creación de juego ofensivo.
- Conseguir un logro en equipo

Todo lo que representa un base, el último en recibir este premio es el base Ja Morant de Memphis.

Además ese mismo año fue nombrado Jugador del Año de la Conferencia de la Costa del Atlántico luego de convertirse en el único jugador de la ACC que acumuló más de 2000 puntos, 750 asistencias y 600 rebotes en su carrera colegial. La distinción lo unió a otras leyendas del baloncesto como Michael Jordan, Tim Duncan o Ralph Sampson quienes también obtuvieron el premio y por si fuera poco también gano el Greater Washington Sports Alliance con el premio al Deportista del Año de 2010, distinción concedida a atletas locales que han demostrado excelencia en el campo y compromiso con la comunidad de la ciudad de Washington.

En la NBA fue seleccionado en el puesto 28 por Memphis Grizzlies en su año de novato promedio 3.6 puntos 2.2 asistencias y 1.0 rebote en 12 minutos de juego clasificando ese año a los playoffs donde dejo registros de 4.3 puntos 1.9 asistencias y 1.5 rebotes, la siguiente temporada fue cambiado a los New Orleans Hornets donde en su segunda campaña jugo 66 partidos aumentado sus registros hasta los 8.9 puntos 5.4 asistencias y 2.6 rebotes saliendo desde la banca no fue hasta su tercera temporada en la NBA donde se hace con el puesto de titular indiscutible del equipo promediando 13.9 puntos, 9.0 asistencias y 4.3 rebotes firmando así su mejor año a nivel individual quedando tercero en promedio de asistencias por detrás de CP3 Y Rajon Rondo y primero en asistencias totales siendo el único latino en lograrlo hasta la fecha, ese mismo año quedo segundo en las votaciones para el premio al jugador más mejorado de la NBA distinción que ganaría la super estrella Paul George.

La siguiente temporada Vásquez fue enviado a los Sacrameto Kings devido a movidas posteriores al Draff con ellos estuvo jugando hasta Diciembre ya que un un cambio entre varios jugadores fue enviado a los Toronto Raptors.

Con los Raptors Vásquez hacia las labores de sexto Hombre donde sus promedios fueron de 9.5 puntos y 3.7 asistencias siendo nominado al premio de mejor Sexto Hombre ganado por Lou Williams, tras dos temporadas y una extensión de contrato en 2014 Vásquez fue cambiado a los Bucks el 25 de junio de 2015 por Norman Powell y una primera ronda del Draft de 2017, con los Bucks estuvo en 23 partidos tras sufrir una lesión donde iniciaría su calvario.

Tras culminar su etapa en los Bucks Vásquez aparentemente recuperado firma con los Brooklyn Nets pero solo pudo disputar de 3 encuentros tras recaer de su tobillo volviendo una lesión crónica y tras varias operaciones todavía no logra recuperarse poniendo en pausa su carrera en la NBA tras 7 temporadas jugadas.

Con la Selección Nacional Greivis debutó en el 2007 participando asi en: 

FiBA Américas 2007,2009 y 2011
Repechaje Olímpico 2012 
Sudamericano 2012 donde Venezuela Obtuvo medalla de Plata
Sudamericano 2014 donde Venezuela obtuvo el Oro y fue Galardonado como el MVP metiendo 24 puntos en la final 

Greivis ha sido imagen de varias marcas como Gatorade,Banco Fondo Común, Under Armour con la cual saco unos tennis personalizados las Greivis Vásquez Clutchfit Drive Low  

Entre otros logros del criollo estan el premio 

- “Connecting the Champions of Change”, otorgado por La Casa Blanca De Los Estados Unidos en 2012

- 2015 fue designado Embajador Global de los Juegos Deportivos Panamericanos de Toronto 

- Embajador designado por la NBA para los Jr NBA Global Championship en Latinoamerica en 2019 

-Embajador del G League International Challenge 

- Coach asistente la filial de New Orleans Pelicans en la G-League para la temporada 2019-2020

- Designado por la ONU como “Vocero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”

- Comentarista de la primera transmisión radial en español del Final Four de la NCAA para Westowood One Sports

Que más podemos decir de Greivis como jugador mientras estuvo sano fue muy bueno además que es valorado, respetado y querido por sus Coach y compañeros de la NBA que siempre tuvieron muy buenos elogios hacia el Caraqueño incluyendo al gran Kobe Bryant con quien tenía una buena relación de amistad, respeto y Admiración, lamentablemente en Venezuela la fanaticada no alcanzo a entender lo grande que fue y sigue siendo Greivis para el baloncesto no solo Venezolano si no latinoamericano por algo sus diferentes distinciones que llegaron incluso hasta La Casa Blanca hay razones de sobra para considerarlo el mejor base nacido en Venezuela y de los mejores jugadores del país mas alla de las diferencias personales que muchos puedan tener en su contra (muchas de ellas por rumores de pasillo sin pruebas) 

Ese es Greivis Vásquez nuestro tercer NBA esperemos finalmente pueda recuperarse y jugar un par de años mas


Por: Erick Flores
Leer más...

sábado, 23 de mayo de 2020

Hubo un equipo que derrotó al Dream Team. ¿Quiénes lo componían?

Sábado,23 de mayo del 2020.
  tomado de 
@GIGANTESbasket



El Dream Team se paseó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, pero antes sufrió una derrota que le hizo ponerse serio en su camino hacia el oro  Dream Team, el original, el de Barcelona 92, se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Ciudad Condal sin conocer la derrota. firmaron un 6-0 en el Torneo de las Américas y un 8-0 en la cita olímpica. Era un equipo imparable, con una alineación que cualquiera debería saber recitar de memoria. No había conjunto capaz de derrotas de los chicos  de Chuck Daly… a excepción de uno. No está en los libros de récords, pero aquella selección de Estados Unidos perdió un partido. Fue en un entrenamiento y ante un grupo de jugadores universitarios
.
Chris Webber, Penny Hardaway, Grant HillBobby HurleyAllan HoustonJamal MashburnRodney Rogers y Eric Montross formaron parte de un Select Team contra el que se enfrentó el Dream Team en un entrenamiento a puerta cerrada en San Diego. Un partido a 20 minutos que significó un golpe de realidad para la selección estadounidense. Daly dio descanso a Michael Jordan y el resto de jugadores no encontraba la forma de compenetrarse y hacer funcionar a un equipo que todavía no había aprendido a remar en la misma dirección. El resultado final fue que los chicos universitarios se impusieron por ocho puntos a las leyendas vivas de la NBA. Se piensa que el resultado fue de 62-54, pero nunca se supo a ciencia cierta porque el entrenador del Dream Team pidió que se pusiera el marcador a cero antes de que entrasen los medios de prensa.
«Era un grupo increíble de jugadores jóvenes y todos tenían grandes carreras a la vista. Se trataba de un entrenamiento, pero para ellos fue como un sueño y jugaron muy bien», cuenta Chris Mullin, integrante del Dream Team en el podcast de Tom Haberstroh. Los jugadores que representaron a las barras y estrellas en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 no pusieron excusas. Asumieron la bofetada y despertaron en aquel mismo instante. A partir de ahí ya no dejaron títere con cabeza. «Nosotros no sabíamos cómo jugar unos con otros. Intentábamos no pisarnos y no dañar el ego de los demás, así que esos chicos nos destrozaron», comenta Scottie Pippen cuando habla sobre este asunto.
Al día siguiente, esa vez con Michael Jordan en pista, el Dream Team se tomó su venganza y destrozó a los jóvenes por más de 30 puntos. Aunque aquello fue otra historia, y no precisamente la que recuerdan los miembros del Select Team.

¿Qué fue de aquellos universitarios?
Después de aquel partido, ese grupo de jugadores no volvió a juntarse nunca más. Cada uno siguió con su carrera y todos acabaron en la NBA. No llegaron al nivel de los dioses del baloncesto a los que derrotaron en aquel mítico partido de entrenamiento, pero alguno de ellos no tiene demasiados motivos para quejarse de cómo le fue.
CHRIS WEBBER: fue #1 del Draft de 1993. Se convirtió en Rookie del Año y participó en un total de cinco All-Star Games durante toda su carrera en la NBA. Todo el mundo coincide en que fue la auténtica estrella de aquel equipo en el que los chavales de college pusieron en su sitio a sus ídolos.
GRANT HILL: las lesiones truncaron la carrera de un jugador que en su momento llegó a conseguir más votos para el All-Star Game que Michael Jordan. Después de dos títulos universitarios, fue elegido en el #3 del Draft de 1994 y compartió el premio de Rookie del Año.
BOBBY HURLEY: miembro del equipo de Duke campeón de la NCAA dos años seguidos, entró en la NBA tras ser seleccionado en el #7 del Draft de 1997. Un accidente de tráfico limitó su crecimiento en la Liga. Dicen que dio todo un clínic de asistencias en el partido contra el Dream Team.
PENNY HARDAWAY: fue elegido en el puesto #3 del Draft de 1993. Su impacto en los Orlando Magic fue inmediato y formó pareja de lujo junto a Shaquille O’Neal. Los problemas de espalda mermaron su rendimiento a medida que avanzaba su carrera profesional.
JAMAL MASHBURN: formó parte del Draft de 1993, siendo seleccionado en el puesto #4. Se convirtió en la tercera punta de un tridente espectacular junto a Jason Kidd y Jimmy Jackson en los Dallas Mavericks, y terminó jugando un All-Star Game.
ALLAN HOUSTON: Chris Webber dice que anotó como 10 triples en el partido contra el Dream Team. Fue #11 del Draft de 1993 y con el tiempo se convirtió en un auténtico ídolo en los New York Knicks, después de haber pasado por los Detroit Pistons en sus primeros años como profesional.
ERICK MONTROSS: Llegó a la NBA como #9 del Draft de 1994. Desarrolló una larga carrera en la NBA, jugando en seis equipos y retirándose en 2004.
RODNEY ROGERS: Jugó unas Finales de la NBA con los New Jersey Nets y recibió el premio de Mejor Sexto Hombre en 2000, cuando jugaba en los Phoenix Suns. Todo esto después de entrar en la Liga como #9 del Draft de 1993.
Leer más...

jueves, 21 de mayo de 2020

LA PIEL DEL COCODRILO: UN GRANO DE ARENA PARA EL BALONCESTO VENEZOLANO

Mayo 21, 2020 | Cocodrilos estrenó micro explicativo de aspectos de juego en su canal de YouTube.
Prensa Cocodrilos

Tras las ponencias que formaron parte del taller “Más allá del tabloncillo”, Cocodrilos de Caracas continúa en la búsqueda de iniciativas que sean pioneras en el desarrollo del deporte en Venezuela. Así nació “La Piel del Cocodrilo”, nombre de una serie de micros cuya función será explicar aspectos del juego, para todo público y con énfasis especial en entrenadores y jugadores en formación.
La idea nació en una de las sesiones de edición que realiza Nelson Solórzano Jr., responsable del scouting del equipo. “Me di cuenta de que podía ser un contenido bastante interesante y necesario para la comunidad del baloncesto. Y qué mejor que explicar los diseños que con dibujos. Los micros serán de mucha ayuda, pues el público podrá ver con detalle cómo es el juego en sistema”.
Formar al futuro
Para Solórzano Jr., en el país existe un vacío en cuanto a análisis del baloncesto se refiere. Por ende, es clave facilitarle la mayor cantidad de herramientas al público, para así aumentar el bagaje cultural del mismo.
“Quisimos tomar esta iniciativa para aportar al conocimiento colectivo del baloncesto en el país, y al mismo tiempo para poner en alto el nombre de la organización”, agregó Solórzano.
Por supuesto, el mayor beneficio lo podrán obtener los entrenadores y/o jugadores más jóvenes. Como fue señalado en el taller “Más allá del tabloncillo”, las probabilidades de éxito en un jugador son más altas cuando éste conoce, en la extensión de la palabra, cada movimiento que realiza en la cancha desde pequeño. El mismo caso aplica para los directores técnicos.
El seriado mostrará una infinita variedad de aspectos de juego. Desde tips ofensivos y defensivos, hasta consejos para mejor individualmente como jugador.
El primer capítulo trató del juego de media cancha, la ocupación de espacios en ofensiva y la importancia del pase extra. Fue una extensión a los conceptos que el coach del conjunto saurio, Nelson “Kako” Solórzano, repasó durante su respectiva ponencia. El contenido se puede disfrutar en el canal de YouTube cocodrilosbbc.
Como adelanto, en el segundo capítulo se explicará un principio de ataque imprescindible: el pick and roll. Cómo se debe ejecutar y las variantes que esta jugada ofrece a la ofensiva.

Video adjunto;

Leer más...